Cielo

infortursa 

Revista

  • Redacción. Madrid

En Café Comercial y El Escondite de Villanueva todos los días son domingo

El verano está hecho para disfrutar, incluso para los que prefieren la ciudad. No hace falta salir de la capital para poder vivir experiencias únicas, y así lo ponen de manifiesto tanto Café Comercial como el Escondite de Villanueva, donde este verano todos los días tendrán sabor a domingo. Así, el brunch llega para quedarse y podrá disfrutarse de lunes a domingo.


A partir de ahora, en ambos locales se podrá disfrutar de una gran variedad de platos ajustados a lo que todo brunch abarca cada día. Con esta propuesta, ya no hay que esperar al fin de semana para poder degustar este desayuno tardío o comida temprana que se ha ganado el corazón de madrileños y turistas. Y es que en verano los días son más largos y las noches más cortas, lo que implica diversión a todas horas.


El Café Comercial no necesita muchas presentaciones, es uno de los locales más simbólicos y con más historia de Madrid. Con Pepe Roch al frente de su cocina, desde las 11:00 hasta las 13:00h, ofrecerá una experiencia gastronómica a partir de sabores castizos y el uso de productos locales que se podrá degustar todos los días durante los meses de julio y agosto. Comienza con una selección de bollería francesa y, seguidamente, llega una serie de platos a elegir en los que el producto estrella son los huevos de granja gallegos. Entre las posibles opciones se encuentra el revuelto de champiñón y queso pecorino, huevos benedictinos con bacon y patatas risoladas, o huevos benedictinos con salmón ahumado y aguacate a la parrilla.


Durante todo el verano en Café Comercial y el mes de agosto en El Escondite de Villanueva habrá servicio de brunch todos los días

Tras este primer contacto llega la hora de escoger un plato principal, entre los que destacan la famosa burrata con tomate ibérico, rúcula y pesto de albahaca fresca, la cheeseburger con cheddar y un dulce pan brioche. Para los amantes del dulce, pancakes con fresas y sirope de arce. Todos estos manjares van acompañados de bebidas como café, té o zumo de naranja natural, perfecto para refrescarse en los días más calurosos de la capital.




Para poder disfrutar de esta experiencia al completo se suma la posibilidad de reservar mesa en la terraza, ubicada en plena glorieta de Bilbao. No obstante, el salón interior ofrece un ambiente acogedor gracias a la decoración basada en maderas y mármoles, restaurados por el interiorista Juan Luis Medina.



Por su parte, El Escondite de Villanueva, punto de referencia para tomar algo a cualquier hora del día en el barrio de Salamanca desde que abriera sus puertas en el año 2001, ofrece una propuesta actual e innovadora, pero sin perder su esencia. Y es que este ha sido y es el lugar donde todo ocurre, ya que pasó a ser el primer local en el que comenzaba el modelo de negocio non-stop, que hoy es tan común ver en la capital.


Siguiendo su lema de a todas horas, animará a disfrutar de su magnífico brunch viajero todos los días desde las 12:00 hasta las 14:00h durante el mes de agosto. Para empezar o terminar, una elección de platos entre los que se encuentran pancakes con banana, fresa, sirope de arce y nata, un bol de yogur griego artesano con miel, muesli y frutas, french toast, tarta de zanahoria con helado de galleta y chocolate blanco, o un espectacular gofre artesano con nutella y frutas de temporada.



A continuación, se da la opción de escoger entre varios platos con nombres de diferentes ciudades. Entre ellos, se encuentra un sándwich de pollo, mozzarella, huevo a la plancha y tomate seco, bajo el nombre de Milán, o una quesadilla con jamón ibérico, tres quesos, guacamole, pico de gallo y crema agria, llamada Jalisco. También, inspirándose en la ciudad que nunca duerme, se encuentran dos propuestas de huevos benedict: Nueva York, con bacon, huevo poché, salsa holandesa y bagel; y Manhattan, con salmón ahumado, huevo poché, espinacas a la crema, salsa holandesa y bagel. Al otro lado del Atlántico, la ciudad de la luz toma protagonismo con un brunch parisino que presenta una crepe de pollo, champiñón, espárragos, tomate seco y huevo frito. Para los más carnívoros, Arizona es la mejor elección, una hamburguesa de ternera con huevo, bacon, queso cheddar y cebolla caramelizada. Y, por supuesto, no pueden faltar las opciones veggies como el bagel Ámsterdam, con aguacate, huevo, espinacas y salsa holandesa.


Los dos restaurantes buscan que madrileños y turistas comiencen los días con energía gracias a una propuesta gastronómica completa, que van desde pancakes dulces hasta bagels con bacon, salmón y opciones veggies.

En los días más calurosos, El Escondite de Villanueva es un oasis gracias a su terraza acondicionada que solo mejora con su propuesta líquida de coctelería, perfecta para acompañar el brunch, con mimosa de limón, naranja o uva, mojito de lima o fresa y el famoso, bloody mary.



Cada verano tiene una historia, y la de este año se escribe mientras se disfruta de los manjares y el ambiente que ofrecen el Café Comercial y El Escondite de Villanueva.



BRUNCH CAFÉ COMERCIAL

Horario: todos los días (11:00 a 13:00h) durante julio y agosto

Dirección: Glorieta de Bilbao, 7. Madrid

Precio: 38€

Menú niños: 18€


BRUNCH EL ESCONDITE DE VILLANUEVA

Horario: todos los días (12:00 a 14:00) durante agosto

Dirección: C/Villanueva, 26. Madrid

Precio: 22€




11 visualizaciones0 comentarios