Cielo

infortursa 

Revista

  • Redacción. Madrid

Los volcanes más impresionantes del mundo

Reciben el nombre del dios mitológico romano Vulcano y por ellos emerge el magma de lava y gases que salen de lo más profundo de la Tierra de forma violenta. Los hay activos, que pueden erupcionar en cualquier momento y que son la mayoría, durmientes, que son los que hace siglos que no tienen actividad y donde se incluyen las fumarolas y extintos, cuyas últimas erupciones son de hace más de 25.000 años. A continuación, algunos de los más impresionantes.

1. Kilauea, Hawaii

En mayo de 2018, este volcán que está activo de forma casi constante desde 1983, comenzó su actividad volcánica causando severos daños a Hawai, con figuras y grietas en su superficie y la emisión de gases, se sintieron miles de temblores y provocó evacuaciones masivas; el flujo de lava evaporó el lago Green en cuestión de horas, que era el de agua dulce más grande de Hawái. En su cráter, se formó una laguna de agua verde hirviente de misteriosa apariencia cuyo origen es desconocido por los científicos, un fenómeno no registrado en los últimos 200 años. En tiempos, los nativos hawaianos visitaban el cráter del volcán para hacer ofrendas a la diosa Pele que en la mitología hawaiana se asocia  con fuego, rayos, viento y volcanes. El volcán, hasta la última erupción, era visitado por 2,6 millones de personas al año. Junto a la caldera, se encuentra el Museo Thomas A. Jaggar, una plataforma de observación  que hasta ahora ofrecía de forma segura la  mejor vista de la actividad del cráter, pero es muy improbable que, de momento, pueda recuperarse.

Se calcula que el volcán tiene unos 600.000 años. La caldera grande mide 4 por 3,2 km con paredes de hasta 120 metros de altura.

2. Monte Bromo. Java, Indonesia

El Bromo es el volcán más alto de Indonesia, en la isla de Java, situándose a 2.329 metros. El diámetro de su cráter es de 10 kilómetros y pertenece al parque nacional Bromo, Tengger Semeru. Regularmente, los isleños hacen ofrendas al volcán para calmar su furia. Es el volcán más visitado por los turistas. Sus cenizas fertilizan los campos de alrededor proporcionando la posibilidad de realizar varias cosechas de arroz al año. Es uno de los más activos y peligrosos del mundo; sus últimas erupciones fueron en 2015 y en 2015, siendo de los volcanes más vigilados. Para ascender lo mejor es hacerlo con  guía; una vez en la cima verás tres volcanes, el Semeru, el Monte Batok y el Bromo; tras una suma de 30-40 minutos oirás el rugir del volcán al expulsar los gases y notarás un impresionante olor a azufre.

Monte Bromo


3. Monte Fuji, Japón

El Monte Fuji, montaña sagrada de Japón, es un volcán activo situado entre Shizuoka y Yamanashi. Con 3.776 metros de altura, es el monte más alto de Japón. El período para su ascenso es del 1 de julio hasta finales de agosto, cuando más de 300.000 personas intentan llegar a la cumbre cada año tras rutas que pueden requerir de entre seis y nueve horas para subir y cuatro o cinco para bajar, siendo la más popular la de Yoshhida, junto al lago Kawaguchi.

El Monte Fuji ha sido fuente de inspiración constante para los artistas japoneses y en su ladera existen numerosos santuarios budistas.

Monte Fuji


4. Mauna Loa. Hawái

El Mauna Loa, uno de los cinco volcanes de Hawái, está considerado el más grande de la Tierra en cuanto a área y volumen. Cubre una superficie de 5.271 kilómetros cuadrados y 120 kilómetros de ancho, por lo que ocupa la mitad de la isla y se alza a 4.169 metros de altura. Es de los más activos, habiendo registrado más de un centenar de erupciones, aproximadamente una vez cada seis años, siendo objeto continuo de investigaciones. La caldera  tiene una profundidad de 183 metros y tiene cuatro cráteres.

Mauna Loa

5. Gunung Merapi, Java Indonesia

El Merapi, en Yogyakarta, Isla de Java, es uno de los 500 volcanes de Indonesia y se clasifica entre los más activos de la tierra. Mide 2.911 metros de altura y los ruidos que produce constantemente son ya cotidianos para la población. El volcán se monitorea de forma continua para advertir a los habitantes sobre erupciones inminentes y aunque emite humo con frecuencia, atrae a excursionistas y escaladore.

6. Teide. Tenerife. Islas Canarias

Por detrás del Mauna Loa y Mauna Kea, en Hawái, el Teide es la tercera estructura volcánica más alta y voluminosa de la Tierra y la de mayor elevación de las Islas Canarias y de España. Se formó hace 170.000 años. El ascenso puede realizarse en Teleférico o accediendo al sendero Telesforo Bravo previa autorización. El Parque Nacional del Teide es el más visitado de Europa y es Patrimonio de la Humanidad desde 2007.

En junio de 2019, el Teide dio signos de ser un sistema volcánico activo, pero según los expertos no hay actividad de magma cerca de la superficie, por lo que no representa peligro alguno


Teide

7. Kilimanjaro. Tanzania más 11. Sumario de 4 de Kilimanjaro

El Kilimanjaro, situado al nordeste de Tanzania, está formado por tres volcanes inactivos, el Shira, de 3.962 metros de altitud, el Maweanzi, de 5.149 y el Kibo, de 5.891,8 metros, siendo el punto más elevado de África. Para su protección, se creó en 1973 el Parque Nacional del Kilimanjaro. Es una montaña emblemática conocida como la Montaña de la Luz y hasta su pico han ascendido escaladores de todo el mundo para descubrir la cultura Chagga junto con la flora y fauna del lugar. Se discute si es un volcán inactivof, que lleva mucho tiempo sin entrar en erupción pero podría hacerlo en cualquier momento o extinto, que no podrá entrar en erupción; sin embargo, parece que si bien Mawenzi y Shira están extintos, Kibo podría estar inactivo porque aún exhala gases.

Fauna, nieve, sabana y un hielo que se deshace, al haber perdido desde 1912 el 80 por ciento de su masa, es lo que define al Kilimanjaro que, en todo caso, te sorprende con sus espectaculares paisajes

8. Etna. Italia

Situado al este de Sicilia, con 3.322 metros de altura, el Etna es el volcán activo más grande de Europa. Sus laderas se han modificado tras sus erupciones y está protegido por un gran parte natural. Desde 2013 forma parte de la World Heritage List de la UNESCO. Realmente es. un laboratorio científico natural de gran interés geológico. Ha erupcionado durante siglos provocando varias bocas abiertas a distintas alturas. El volcán domina Catania y desde la cima se disfruta de las mejores panorámicas de Sicilia. En la zona protegida, el Valle del Bove, la Gruta del Gelo y la Gagranta de  la Alcántara son imprescindibles. Su última erupción tuvo lugar el 24 de diciembre de 2018, seguida de terremotos de magnitud 4.

9. Monte Tambora. Sumbawa. Indonesia

Este volcán, situado en la isla de Sumbawa, entre el mar de Bali, el de Flores y el océano índico, con 4.300 metros de altura antes de la erupción y 2.850 en la actualidad, erupcionó en abril de  1815, cuando el país era una colonia neerlandesa y la explosión llegó a oírse a 2.600 kilómetros de distancia matando a cerca de 12.000 personas; con anterioridad sólo había erupcionado en tres ocasiones. La última erupción tuvo lugar en 1967, aunque no fue explosiva; el volcán sigue siendo activo. Su caldera tiene 6 kilómetros de diámetro y unos 1.100 metros de profundidad. EN sus laderas hay bosques y selvas y es hábitat de varias aves, como las cacatúas.

10. Krakatoa. Indonesia

Este volcán, ha entrado en erupción en abril de 2020 expulsando una columna de cenizas de hasta 500 metros, siendo la mayor erupción desde que en 2018 provocó un tsunami en la costa de Sumatra y Java. Es uno de los volcanes más mortíferos y responsable del periodo de enfriamiento global tras la erupción de 1883, que expulsó lava, piedras y cenizas a una altura de 21.000 metros; sus efectos se sintieron en Los Ángeles y en Sudáfrica y modificó los patrones climáticos en todo el mundo durante los cinco años siguientes . En todo caso, las consecuencias de su actividad deja increíbles paisajes, halos solares y lunas azules y ha sido escenario de varias películas como la titulada “Al este de Java”. Aunque la isla en la que se encuentra es inaccesible, se pueden reservar excursiones en barco que pasan por la isla para quienes quieran impresionarse con su majestuosa imagen.

Krakatoa

11. Pacaya. Guatemala

Ubicado en San Vicente de Pacaya, en Guatemala, es un volcán activo. Su actual fase activa, comenzó en 1965 y aún hoy día sigue echando ceniza y lava desde su parte superior, siendo la noche el mejor momento para apreciar sus erupciones. Entro en erupción por última vez el 2 de marzo de 2014. El ascenso al cono Mackenney, muy cera del cráter, está prohibido actualmente debido al peligro que representan los ríos de lava y gasas que existen en  la zona, a pesar de que es un volcán accesible. El Pacaya es uno de los 33 volcanes en activo que se encuentran en Guatemala; entre tres de estos volcanes se encuentra el Pacaya.

El Pacaya, situado a 2.552 metros de altitud, ha sido uno de los lugares preferidos por los amantes del trekking para disfrutar de sus magníficas. Se encuentra a una hora de trayecto desde la ciudad de Antigua


Pacaya

12. Monte Vesubio. Nápoles. Italia

Caracterizado por su alta fuerza eruptiva, está considerado uno de los volcanes más peligrosos del mundo aunque se mantiene inactivo desde 1944, encontrándose actualmente en el más largo período de calma de los últimos 500 años; alrededor viven cerca de tres millones de personas y se piensa que una futura fuerza eruptiva podría ser demoledora, por lo que existe un plan de emergencia que prevé la evacuación de unas 600.000 personas en siete días, aunque se trabaja para despoblar la zona, crear un gran parque nacional y conseguir reducir el tiempo de evacuación a dos o tres días. Existe una pequeña red de senderos que te lleva a la cumbre; desde Ercolano, se accede por una carretera asfaltada que te deja a 200 metros de la cima.

Monte Vesubio

13. Popocatétl. México

El Popocatétl dio muestras de su actividad el pasado 10 de abril, cuando lanzó una nube de humo que alcanzó los 5.800 metros de altitud. El sistema del monitoreo del volcán identificó 186 exhalaciones acompañadas de gases volcánicos y de ceniza, y se registró una explosión con emisión de fragmentos sobre las laderas del volcán acompañada de una columna de ceniza de 1.5 km de altura. El pasado 9 de enero, otra explosión lanzó cenizas y una fumarola de 3 kilómetros.

“Popo” para los mexicanos, con 5.426 metros de altura, se rodea de un espectacular paisaje, sin embargo, existe prohibición de ascenso a los doce kilómetros a la redonda de la segunda cumbre más alta de México desde 1994; pese a ello, no son pocas las excursiones clandestinas que se organizan poniendo en riesgo no sólo la vida de sus componentes, sino también las de los miembros de los equipos de salvamento.

Mas info:

www.infortursa.es

REVISTA INFORTURSA

Timón, 18  / 28223 Pozuelo de Alarcón

Madrid / España 

info@infortursa.es

Copyright © 2020 Roldán & Asociados, S.A., todos los derechos reservados