https://track.adform.net/C/?bn=65746204 1x1 pixel counter :
top of page
Cielo

infortursa 

Revista

No-vengas-a-Huesca-GIF-980X250px.gif
  • Redacción. Madrid

El ICTES presenta la 'Declaración de Jerez', hoja de ruta consensuada por el sector turístico español para los próximos años

Las resoluciones son fruto de los debates mantenidos y las votaciones realizadas en el marco del VII Congreso Internacional de Calidad y Sostenibilidad Turística.


El teatro Villamarta de Jerez, que en el mes de junio fue sede del VII Congreso Internacional de Calidad y Sostenibilidad Turística, ha acogido hoy miércoles 3 de julio de 2024, la presentación pública de la Declaración de Jerez. El documento es fruto del consenso alcanzado por el sector turístico español, reunido en la ciudad gaditana con motivo de la celebración del VII Congreso de Calidad y Sostenibilidad Turística organizado por el ICTES, con el apoyo del Ministerio de Industria y Turismo, a través de la Secretaría de estado de Turismo; la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Turismo, Cultura y Deportes, y el Ayuntamiento de Jerez.


Declaración de Jerez

 Yolanda Aguilar, Secretaria General de Turismo de la Junta de Andalucía, María José García Pelayo, alcaldesa de Jerez, Y Miguel Mirones, presidente del ICTES


El presidente del ICTES, Miguel Mirones, ha procedido a la lectura del documento -se adjunta-, al que se ha referido como “la hoja de ruta consensuada por el sector turístico español para los próximos años” y recoge las conclusiones en relación a todos los temas relevantes, porque “no hemos querido eludir ningún debate”. Tal y como señaló el presidente del ICTES, “a partir de aquí, cada uno tenemos nuestras tareas y responsabilidades y la del ICTES va a ser seguir trabajando y colaborando con las administraciones. Lo estamos haciendo con la Junta de Andalucía, a través de un convenio que está dando unos resultados ciertamente espectaculares en todas las provincias andaluzas, con el Ayuntamiento de Jerez con el que vamos a trabajar mano a mano y en el ámbito nacional, trabajando con algunas comunidades que aún no están inmersos en el ámbito de la calidad y sostenibilidad para colaborar en la implantación de estos valores”.

 

Miguel Mirones, presidente del ICTES: “La Declaración de Jerez es la hoja de ruta consensuada por el sector turístico español para los próximos años y recoge las conclusiones en relación a todos los temas relevantes, porque no hemos querido eludir ningún debate”.

En el acto de presentación, la alcaldesa de Jerez, María José García Pelayo, ha señalado que las conclusiones que hoy se presentan a través de la Declaración de Jerez, “son un compromiso y una apuesta firme por la defensa de la industria turística”. La alcaldesa ha manifestado que fruto del Congreso que se celebró en el mes de junio, abordamos una serie de reflexiones que integran esta Declaración y que “es un auténtico honor que la hoja de ruta del turismo se inicie en Jerez y que nuestra ciudad esté reflejada en el nombre de la Declaración. Por nuestra parte, no vamos a decepcionar, porque el Plan de Turismo que estamos trabajando recogerá todas y cada una de estas conclusiones que la Declaración de Jerez incorpora”. La alcaldesa concluyó que “la calidad y la sostenibilidad son para nosotros la ecuación perfecta para el turismo y somos conscientes de que el turismo no es el problema, sino la solución. El equilibrio y la sostenibilidad son necesarias y refrendamos nuestro compromiso”.


Mª José García Pelayo, alcaldesa de Jerez: “El plan de Turismo de nuestra ciudad recogerá todos y cada uno de los puntos de la declaración de Jerez; Calidad y Sostenibilidad son la ecuación perfecta”

 

En Palabras de Yolanda Aguilar, Secretaria General de Turismo de la Junta de Andalucía “estamos aquí para hablar de calidad y sostenibilidad y para decir que la Declaración de Jerez nace de la colaboración y es el fruto de un Congreso que ha tenido unos resultados excelentes”. Estamos en un momento –añadió- en el que “el turismo se pone en cuestión y el Congreso ha cogido el testigo y ha asumido la responsabilidad de impulsar una declaración que a la que nos sumamos con un compromiso expreso”. Aguilar añadió que “estamos seguros que sólo a través de la sostenibilidad, la calidad y un modelo de gestión que aplique inteligencia al turismo, seremos capaces de lograr una Andalucía que crezca económicamente, en amor al turismo, empleo, diversidad y riqueza cultural”. La Secretaria General de Turismo de Andalucía aseguró que “seguiremos trabajando para que la industria turística sea cada vez más sostenible y más competitiva”.


Yolanda Aguilar, Secretaria General de Turismo de la Junta de Andalucía: “La Junta asume el compromiso con la Declaración de Jerez y estamos convencidos que a través de la sostenibilidad, la calidad y un modelo de gestión que aplique inteligencia al turismo, seremos capaces de lograr una Andalucía que crezca económicamente, en amor al turismo, empleo, diversidad y riqueza cultural”

El sector turístico apuesta de forma decidida por la calidad y la sostenibilidad, junto con la planificación, como ejes vertebradores de las políticas turísticas para la próxima década. Impulsada por el ICTES tras los debates y votaciones mantenidos en el VII Congreso Internacional de Calidad y Sostenibilidad Turística, la Declaración de Jerez incluye siete puntos. El primero, recoge que los sistemas de Calidad y Sostenibilidad, certificados por auditoría de tercera parte contra normas públicas, contribuyen a una mayor valoración de la actividad turística, al dar respuesta a la demanda de la sociedad de un incremento de los estándares en la actividad y servicios turísticos. El segundo punto de la Declaración de Jerez, hace referencia a que calidad y sostenibilidad han dejado de ser una opción, para convertirse en una necesidad de la actividad turística, así como la mejor respuesta a las demandas de la sociedad en relación al sector.


Almeria viaje

El tercer punto deja claro que la sostenibilidad debe ser contemplada en sus tres vertientes: económica, social y medioambiental y añade que ningún plan de sostenibilidad prosperará si no tiene en cuenta alguna de las tres, por lo que es necesario abordar acciones para favorecer la sostenibilidad social en el corto plazo y planes definidos y concretos de medio y largo plazo, para garantizar la medioambiental. La relación del turismo con otros sectores de actividad centra el cuarto punto, al ser el turismo una actividad trasversal y con gran incidencia en el desarrollo y la actividad de otros sectores económicos (como el comercio, la sanidad, las infraestructuras o el sector inmobiliario), por lo que es preciso confluir con estos sectores para generar mayores sinergias en la planificación de sus respectivas actividades, siempre desde los valores de la calidad y la sostenibilidad.

 

La Declaración de Jerez continúa con el quinto apartado, relativo al problema que el agua puede suponer para el turismo, como recurso limitado que es, por lo que recoge la importancia de la realización de diagnósticos de la situación hídrica en los territorios, para poder elaborar planes de sostenibilidad debidamente auditados y certificados, que aporten soluciones, para que la sociedad perciba que el sector turístico hace un uso responsable del agua.

 

Lograr generar una corriente de turismofilia, haciendo que la sociedad entienda que “el turismo es la solución y no el problema” es el eje del sexto punto. Para ello, la Declaración de Jerez recoge intervenciones en distintos ámbitos: En el territorio, favoreciendo la convivencia entre residentes, trabajadores del sector y empresas y gestores de recursos turísticos, para lo que “es imprescindible disponer de datos precisos sobre la actividad turística de cada territorio y analizarlos debidamente”, ya que así se podrán sacar conclusiones que permitan planificar dicha actividad. En este sentido, es necesario diferenciar a turistas de viajeros y visitantes, porque todos tienen presencia en un lugar y consumen servicios e infraestructuras públicas, pero los turistas pernoctan en establecimientos reglados y su presencia y gasto se puede medir, mientras los visitantes no dejan rastro y los viajeros se alojan en establecimientos no reglados o en casas de amigos o familia. Sin una adecuada planificación urbanística, sanitaria o de infraestructuras, no es posible alcanzar el equilibrio entre el bienestar de los residentes de un destino turístico y quienes lo disfrutan de forma temporal.

 

Otro ámbito de intervención que ayudaría a generar una corriente de turismofilia es la atracción de talento a la actividad turística. En este sentido, el sector turístico español manifiesta que otorga tanta importancia a la sostenibilidad social, económica y medioambiental como mejor forma de reposicionar al sector turístico en el mercado laboral, manifestándose orgulloso de ser el sector de actividad económica que más empleo genera en España y dispuesto a mantener la tasa de empleo. Así, se considera que “apoyar a las empresas que se comprometan con la calidad y la sostenibilidad, mediante la implantación de sistemas auditables y certificables, es el camino más adecuado para lograr nuevas incorporaciones laborales a la actividad turística”. Atraer y retener talento es un objetivo prioritario para el sector y sólo logrando una percepción social de un sector comprometido con los valores de la calidad y la sostenibilidad, se conseguirá alcanzar las cifras necesarias de llegada de nuevos profesionales al sector, para garantizar la actividad turística con los estándares adecuados.


almeria turismo


Igualmente importante es el ámbito relativo a la financiación de los municipios turísticos y, en este sentido, es urgente e imprescindible abordar la financiación de los llamados “municipios turísticos”, para que puedan realizar una planificación adecuada de la actividad turística en sus territorios. No se puede olvidar que, en momentos puntuales del año, estos municipios pueden ver multiplicada su población de forma exponencial, estando obligados a garantizar servicios públicos de su competencia a vecinos, turistas, visitantes y viajeros. El sector entiende que la solución no pasa por implantar tasas turísticas, que sólo repercutirían en los llamados turistas, al cobrarse únicamente a las personas que pernoctan en establecimientos reglados, sino que deben buscarse soluciones que permitan que alguno de los impuestos que recaudan el Estado o las Comunidades Autónomas, reviertan directamente en estos municipios, con el fin de garantizar la calidad y sostenibilidad de los servicios de que están obligados a prestar.

 

Por último, dentro del sexto punto, para hacer entender que el turismo es una solución y no un problema, resulta fundamental trabajar en su imagen, por lo que “es fundamental realizar una campaña de comunicación activa de ámbito estatal y en colaboración con las Comunidades Autónomas, en la que las marcas Q y S pueden jugar un papel activo como máximos exponentes del compromiso de empresas, administraciones públicas y destinos turísticos con la calidad y sostenibilidad certificadas”.

 

La Declaración de Jerez finaliza con el séptimo punto, relativo a la unidad sectorial, ya que el sector apuesta por una única norma de sostenibilidad para todo el territorio español, identificada con la marca S Sostenibilidad, para liderar en el mundo la sostenibilidad turística certificada. España desarrolló en su día normas de calidad y apostó por la Q como única marca para identificar a empresas y destinos certificados, siendo líderes mundiales en normalización y certificación turística. Ahora, es la norma de sostenibilidad promovida por el ICTES y su marca S la que se debe adoptar en todo el territorio nacional y continuar su proceso en ISO, para que España revalide su liderazgo mundial, esta vez en materia de sostenibilidad turística.

 

 

DECLARACIÓN DE JEREZ

El sector turístico español, reunido en Jerez con motivo de la celebración del VII Congreso Internacional de Calidad Turística y Sostenibilidad, organizado por el Instituto para la Calidad Turística Española y la Sostenibilidad (ICTES), quiere trasladar a la sociedad las resoluciones elevadas a conclusiones, tras los debates mantenidos sobre las principales cuestiones planteadas en la sociedad en torno al sector turístico y las votaciones de los participantes en el Congreso.

La Declaración de Jerez impulsada por el ICTES es fruto del consenso de todo el sector turístico español, presente y representado en los diferentes paneles del Congreso, a través de las asociaciones, federaciones y confederaciones empresariales, administraciones públicas y representantes de la sociedad civil, colegios profesionales y sindicatos y pretende trasladar a la sociedad española la hoja de ruta que el sector entiende ha de seguirse para el diseño de las políticas turísticas en los próximos años, con el fin de lograr que la sociedad perciba al turismo como lo que es: “Una solución y no un problema”.

Para ello se considera necesario:


PRIMERO: Los sistemas de Calidad y Sostenibilidad, certificados por auditoría de tercera parte contra normas públicas, contribuyen a una mayor valoración pública de la actividad turística, al dar respuesta a la demanda de la sociedad de un incremento de los estándares de calidad y sostenibilidad en la actividad y los servicios turísticos.


SEGUNDO: La calidad y la sostenibilidad han dejado de ser una opción, para convertirse en una necesidad de la actividad turística, así como la mejor respuesta a las demandas de la sociedad en relación al sector.


TERCERO: La sostenibilidad debe ser contemplada en sus tres vertientes: económica, social y medioambiental. Ningún plan de sostenibilidad prosperará si no tiene en cuenta alguna de las tres. Y, así como la sostenibilidad económica es imprescindible, para el desarrollo de las otras dos, es necesario abordar acciones para favorecer la sostenibilidad social en el corto plazo y planes definidos y concretos de medio y largo plazo, para garantizar la medioambiental.

viaje a almeria

CUARTO: Siendo el turismo una actividad trasversal y con gran incidencia en el desarrollo y la actividad de otros sectores económicos -como el comercio, la sanidad, las infraestructuras o el sector inmobiliario-, es preciso confluir con estos sectores para generar mayores sinergias en la planificación de sus respectivas actividades, siempre desde los valores de la calidad y la sostenibilidad.


QUINTO: Con el fin de abordar los problemas que el agua puede suponer para la actividad turística, como recurso limitado que es, es fundamental realizar diagnósticos de la situación hídrica de los diferentes territorios y elaborar planes de sostenibilidad que aporten soluciones y que sean debidamente auditados y certificados, para que la sociedad perciba que el sector turístico hace un uso responsable del agua.


SEXTO: Para que la sociedad entienda que “el turismo es la solución y no el problema”, y lograr generar una corriente de turismofilia, es fundamental actuar en paralelo en los siguientes campos:

. En el territorio: Favoreciendo la convivencia entre los residentes, los trabajadores del sector y las empresas y gestores de recursos turísticos. Para ello, es imprescindible disponer de datos precisos sobre la actividad turística de cada territorio y analizarlos debidamente. Sólo así se podrán sacar conclusiones que permitan PLANIFICAR la actividad turística con la antelación suficiente, favoreciendo la convivencia. Para realizar este análisis y la consiguiente planificación, resulta necesario diferenciar a turistas de viajeros y visitantes, porque todos tienen presencia en el territorio y consumen servicios e infraestructuras públicas, pero los turistas pernoctan en establecimientos reglados y su presencia y gasto se puede medir, mientras los visitantes entran y salen sin dejar rastro y los viajeros pernoctan en establecimientos no reglados o en casas de amigos o familiares. Sin una adecuada planificación urbanística de uso de los espacios, conforme a los usos para los que fueron construidos, sanitaria o de infraestructuras, no es posible alcanzar el equilibrio entre el bienestar de los residentes de un destino turístico y quienes lo disfrutan de forma temporal. En este sentido, la planificación demanda la existencia de datos ciertos y rigurosos, para poder identificar y diferenciar claramente entre turistas, visitantes y viajeros que llegan a un destino.

. La atracción de talento a la actividad turística: El sector turístico español manifiesta que otorga tanta importancia a la sostenibilidad social, económica y medioambiental como mejor forma de reposicionar al sector turístico en el mercado laboral, manifestándose orgulloso de ser el sector de actividad económica que más empleo genera en España y dispuesto a mantener la tasa de empleo en el sector turístico. Consideramos que apoyar a las empresas que se comprometan con la calidad y la sostenibilidad, mediante la implantación de sistemas auditables y certificables, es el camino más adecuado para lograr nuevas incorporaciones laborales a la actividad turística. Atraer y retener talento es un objetivo prioritario para el sector y sólo logrando una percepción social de un sector comprometido con los valores de la calidad y la sostenibilidad, se conseguirá alcanzar las cifras necesarias de llegada de nuevos profesionales al sector, para garantizar la actividad turística con los estándares adecuados.

 

. En la financiación de los municipios turísticos: Es urgente e imprescindible para que los municipios puedan realizar una planificación adecuada de la actividad turística en sus territorios, abordar la financiación de los llamados “municipios turísticos”. Municipios que, en momentos puntuales del año, pueden ver multiplicada su población de forma exponencial, estando obligados a garantizar servicios públicos de su competencia a vecinos, turistas, visitantes y viajeros. Entendemos que la solución no pasa por implantar tasas turísticas, que sólo repercutirían en los llamados turistas, al cobrarse únicamente a las personas que pernoctan en establecimientos reglados. Deben buscarse soluciones que permitan que alguno de los impuestos que recaudan el Estado o las Comunidades Autónomas, reviertan directamente en estos municipios, con el fin de garantizar la calidad y sostenibilidad de los servicios de que están obligados a prestar. La financiación de los municipios turísticos debe abordarse mediante las modificaciones que procedan en la legislación reguladora de las haciendas locales.

. En la imagen: Es fundamental realizar una campaña de comunicación activa de ámbito estatal y en colaboración con las Comunidades Autónomas, para hacer comprender a la sociedad que “el turismo es la solución y no el problema”. En esa campaña, las marcas Q y S pueden jugar un papel activo como máximos exponentes del compromiso de empresas, administraciones públicas y destinos turísticos con la calidad y sostenibilidad certificadas.


SÉPTIMO: Unidad sectorial. El sector apuesta por una única norma de sostenibilidad para todo el territorio nacional, identificada con la marca S Sostenibilidad, para volver a liderar en el mundo la sostenibilidad turística certificada, como en su día se lideró desde España la certificación en calidad turística. El sector turístico apuesta de forma decidida por la calidad y la sostenibilidad, junto con la planificación, como ejes vertebradores de las políticas turísticas para la próxima década; y, si la apuesta por la calidad y la sostenibilidad es irrenunciable, el sector turístico recuerda que, en su día, se crearon unas normas de calidad y se apostó por la Q como única marca para identificar a empresas y destinos certificados; fruto de esa decisión, España ha sido líder en el mundo en normalización y certificación turística. Ahora, es la norma de sostenibilidad promovida por el ICTES y su marca S la que se debe adoptar en todo el territorio nacional y continuar su proceso en ISO, para que España revalide su liderazgo mundial, esta vez en materia de sostenibilidad turística.

 


Comentarios


bottom of page