https://track.adform.net/C/?bn=65746204 1x1 pixel counter :
top of page
Cielo

infortursa 

Revista

No-vengas-a-Huesca-GIF-980X250px.gif
  • Redacción. Madrid

Cinco destinos para conocer Portugal en un stopover

DOS VIAJES EN UNO HACIENDO STOPOVER EN LISBOA U OPORTO


A pesar de que sea nuestro vecino, aún queda mucho Portugal que descubrir. Para exprimir al máximo nuestros días de vacaciones y aprovechar el trayecto a destinos como Estados Unidos o Brasil, TAP Air Portugal ofrece en sus vuelos de media y larga distancia una escala gratuita de hasta 10 días, ya sea en el camino de ida como el de vuelta. Adicionalmente, con el Programa Stopover, elegido recientemente por la revista Global Traveler mejor programa de stopover por quinto año consecutivo, los vuelos a un segundo destino luso cuentan con un 25% de descuento, además de precios especiales en hoteles, museos restaurantes y otras actividades en diversas ciudades del país. Así, el viajero puede reservar una pequeña escapada dentro del mismo viaje para disfrutar no solo de su destino final, sino también de la vibrante cultura y espectacular naturaleza de Portugal.

TAP Air Portugal STOPOVER EN LISBOA

Conocida por su fusión entre tradición lusa y modernidad, Lisboa cautiva a los viajeros con su ambiente animado y cultural. La ciudad está surcada por los icónicos tranvías amarillos, idóneos para desplazarse de un barrio a otro y ver en tiempo récord joyas arquitectónicas como el Monasterio de los Jerónimos, la Torre de Belém o la catedral de Lisboa. Merece la pena visitar también el Castillo de San Jorge, desde el cual se avisan los coloridos edificios de la ciudad antigua y el estuario del Tajo. Por otra parte, es ineludible una inmersión en la cultura portuguesa para conocer el importante legado literario de Fernando Pessoa, la singularidad del fado, la historia del azulejo y los típicos pasteles de Belém.

TAP Air Portugal propone cinco destinos para entrar en contacto con la esencia lusa durante un stopover

Paloma Utrera, directora de TAP para España


La región lusa del Algarve recibe cada vez más atención, y no es para menos: su costa, de blancas playas y grandes acantilados, es una de las más bonitas del mundo. La zona recibe al viajero con una gastronomía basada en el producto fresco del mar y maravillas naturales como Albufeira, plagada de fotogénicos paisajes marcados por aguas color turquesa. Esta región puede ser explorada partiendo de Faro, su capital, conectada con Lisboa y Oporto a través de TAP Air Portugal. La ciudad también presenta puntos de gran interés, como su catedral o la Capela dos Ossos de la Igreja do Carmo, un impresionante osario.



La escala, de hasta 10 días de duración, puede solicitarse sin cargos adicionales en la tarifa al reservar un vuelo

Destino de turismo activo por excelencia, el verde archipiélago de las Azores pide ser recorrido a pie. Gracias a su red de rutas senderistas de diversas intensidades se llega a ver paisajes tan espectaculares como el de la Laguna de las Siete Ciudades, situada en un cráter volcánico. Las bicicletas de montaña son otra opción para conocer la asombrosa región, aunque los auténticos aventureros no pueden perderse la experiencia de hacer escalada y barranquismo entre bosques y cascadas. TAP Air Portugal ofrece conexiones con Ponta Delgada, en la isla de São Miguel, y con Isla Terceira, de interés geológico y cultural.


María de Lurdes Vale, directora para España de la Oficina de Turismo de Portugal


Oporto, atravesada por un río Duero que a su paso deja seis puentes con personalidad propia, es el destino ideal para una escapada corta pero intensa. Mundialmente conocida por su vino, esconde múltiples bodegas que ofrecen visitas guiadas y catas de este exquisito caldo, cuya tradición e historia puede conocerse a fondo en el nuevo distrito WOW, “The World of Wine”. Además del casco antiguo de la ciudad, reconocido como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, existen otros lugares de visita recomendada, como la librería Lello, una de las más hermosas del mundo. Tras el paseo toca reponer fuerzas con una contundente francesinha.



En medio del Atlántico se esconde un auténtico paraíso: Madeira. El archipiélago, conformado por cuatro islas (solo dos de ellas habitadas) ofrece sol, playa y una naturaleza exuberante marcada por su bosque de laurisilva. Los amantes del senderismo podrán disfrutar de sus rutas hasta el pico Ruivo, que queda por encima de un mar de nubes y ofrece vistas a la volcánica isla de Madeira, mientras que los más futboleros pueden optar por visitar el Museo de Cristiano Ronaldo. TAP opera vuelos tanto a su capital, Funchal, como a la isla de Porto Santo, perfecta para descansar en sus largas playas y practicar buceo.







Comments


bottom of page