El Gobierno de Cantabria destina 8,3 millones de euros del 'Plan de Despegue' para el sector turístico

May 11, 2020

Cantabria contará con el protocolo sanitario de alcance nacional en el que trabaja el ICTE, procedimientos de actuación y normas sanitarias que permitirán a los establecimientos turísticos y a los destinos garantizar un mayor nivel de seguridad a los turistas. Además de una campaña de gratuidad en las instalaciones, que se desarrollará durante un mes a partir de la entrada en vigor de la ‘nueva normalidad’, se mantendrán gratuidades para niños hasta septiembre y, a partir de septiembre, descuentos del 50% para el acompañante mayor de 65 años, junto con  campañas online y offline a nivel nacional en las que destacará el valor paisajístico y natural de Cantabria.

 

Situándonos en un escenario de la ‘nueva normalidad’ a partir del 15 de junio ¿qué turismo esperan recibir?

En este momento, Cantabria y el resto de Comunidades Autónomas compartimos los mismos objetivos en este sentido. Teniendo en cuenta que será muy difícil que lleguen turistas internacionales en los próximos meses, está claro que para este verano y el último trimestre los esfuerzos se centrarán en el turismo nacional. El objetivo de Cantabria para este verano tiene tres fases: primero, los cántabros, vamos a promover el turismo interior en nuestras comarcas; segundo, los residentes en provincias limítrofes, y tercero, el conjunto de España. En este sentido, partimos con una ventaja, ya que el mayor porcentaje de turistas en nuestra Comunidad siempre ha sido de viajeros nacionales. Además, nuestro turismo nacional es fiel y repite varias veces su visita a Cantabria. Confiamos que en estas circunstancias especiales vamos a seguir contando con buena parte de ese turista fiel y se sumen más viajeros que valoran aspectos tan importantes ahora como los espacios libres, la naturaleza o la confianza. El turismo familiar será uno de nuestros objetivos y, también, el turista que busca experiencias como los deportes o la gastronomía. Para el último trimestre buscaremos, además, centrarnos en el turismo senior.

Marina Lombó, consejera de Educación, Formación Profesional y Turismo del Gobierno de Cantabria

 

Con los datos e información disponible a fecha de hoy y de cara a la ‘nueva normalidad’ ¿qué actividades habrá y en qué condiciones se podrán ofrecer a los turistas?

Desde antes de declararse el Estado de Alarma, ya hemos venido actuando en base a dos objetivos: por un lado, acompañar, escuchar y trasladar las demandas al sector -con quienes hemos estado en permanente contacto durante este tiempo- y, por el otro, preparar el día después, con un apoyo específico y rotundo por parte del Gobierno de Cantabria al sector turístico, el más castigado por esta crisis sanitaria y el que más va a tardar en recuperarse. Tenemos todo dispuesto para actuar en cuanto se dé el pistoletazo de salida y se inicie esa ‘nueva normalidad’.

 

La Consejería de Turismo ha diseñado un ‘Plan de Despegue’ para ayudar a todos los subsectores y que éstos puedan reiniciar su actividad, adaptándose a los protocolos de actuación y sanitarios que garanticen la seguridad de empleados y viajeros. El sector público y privado compartimos objetivo, y nuestro fin es poder ofrecer un buen servicio y, sobre todo, seguro. Dentro de esta colaboración, un instrumento esencial será CANTUR, la empresa pública que se encarga de la promoción turística y de la gestión de las principales instalaciones turísticas de la Comunidad como el Parque de la Naturaleza de Cabárceno o el Teleférico de Fuente Dé en Picos de Europa, que ha puesto al servicio del sector entradas gratuitas y también la cueva El Soplao. De esta forma, quienes pernocten en Cantabria, compren un paquete turístico en las agencias o realicen una consumición mínima en nuestros bares y restaurantes podrá entrar gratis a estas instalaciones.

 

¿Qué otras propuestas contempla el ‘Plan de Despegue’?

El Gobierno de Cantabria ha destinado al ‘Plan de Despegue’ para el sector turístico 8,3 millones de euros. Este plan contempla dos fases: una inmediata, para ayudar al sector a paliar las pérdidas millonarias que conlleva la paralización de la movilidad, y una segunda, pensada para ayudar a su reactivación cuando se recupere la actividad.  A esta primera fase se destinarán dos millones de euros de fondos propios de la Dirección General de Turismo.  Estas ayudas complementarán las de la Consejería de Industria, y serán compatibles con éstas y otras que pudieran establecerse desde otros niveles de la Administración. Irán destinadas específicamente a autónomos y pequeñas empresas del sector turístico. Constituyen un pequeño balón de oxígeno que pondremos en marcha en cuanto se active la Fase II de la desescalada. Trabajamos para hacer todo lo que esté en nuestra mano, pero tenemos claro que son imprescindibles más fondos, estatales y europeos. El Gobierno de Cantabria es plenamente consciente de la importancia del sector en nuestro tejido, constituye más del 11 por ciento de nuestro PIB y alrededor del 14 por ciento de los empleos. El apoyo que hemos diseñado es muy importante y constituye un gran esfuerzo, pero no es suficiente. En el momento en que se recupere la movilidad entre territorios será el momento de poner en marcha la parte más ambiciosa del Plan que hemos diseñado escuchando y aceptando las propuestas del sector. Será el momento de la campaña de gratuidad en Cabárceno, el teleférico de Fuente Dé y El Soplao. El objetivo de esta medida es doble: por un lado, incentivar la llegada de visitantes a Cantabria, pero, sobre todo, al principio, incentivar el consumo dentro de la Comunidad Autónoma. Que los cántabros hagan turismo en Cantabria, gasten aquí, disfruten aquí. El tercer pilar será el desarrollo de campañas de promoción y marketing.

 

Dado que 2020 parece que va a ser un año de viajes de turismo nacional, ¿cómo va a ser la estrategia de promoción para captar un mayor número de turistas?

Además de la citada campaña de gratuidad en las instalaciones, que se desarrollará durante un mes a partir de la entrada en vigor de la ‘nueva normalidad’. Mantendremos también hasta septiembre la gratuidad en lo niños, pensando en el turismo familiar, y, a partir de septiembre, haremos algo similar con el turismo senior con descuentos del 50% para el acompañante mayor de 65 años. A esto sumaremos una campaña de promoción destinada tanto a los cántabros en las primeras  semanas de una mayor posibilidad de apertura y se completará con  otras campañas online y offline a nivel nacional en las que destacaremos el valor paisajístico y natural de nuestra Comunidad y nos apoyaremos en mensajes fuerza que den tranquilidad y confianza a los viajeros, tales como la seguridad, y les resulte atractivo al mismo tiempo como la variedad de nuestra oferta, la gastronomía, nuestras rutas o nuestras amplias playas.

 

El ambiente es más de optimismo o pesimismo ¿confían en una remontada?

Tenemos claro que todo dependerá de la evolución de la crisis sanitaria. Si, poco a poco, va controlándose, somos moderadamente optimistas dentro del difícil escenario que tenemos. Las particularidades de Cantabria, sus espacios naturales, la dispersión de su población y, también, por qué no decirlo, la menor incidencia de la pandemia en relación con otras Comunidades Autónomas nos sitúa en una posición relativa mejor que otros territorios españoles. Además, de ser un destino turístico con una de las mejores y mayores ofertas de turismo rural, establecimientos en entornos naturales y pequeños que van a ser muy demandados en estas circunstancias.  Todo ello teniendo en cuenta una realidad clara: será muy, muy difícil, que lleguen a España próximamente turistas internacionales. Es una pena porque el turismo estaba funcionando muy bien en el arranque de 2020 con un crecimiento del 20% en enero y casi del 40% en febrero. Por ejemplo, Cabárceno batió su récord histórico en enero y febrero. Entre el 1 de enero y el 13 de marzo de 2020 (último día abierto) habían pasado por el parque de la Naturaleza 44.359 visitantes, frente a los 39.110 de 2019 en estas mismas fechas. Y también el turismo internacional estaba funcionando muy bien gracias al aumento de las conexiones aéreas con las que contamos. No tiramos la toalla y, lógicamente, no va a ser posible recuperar los niveles de ocupación que teníamos, pero vamos a intentar que nos visiten y salvar lo que se pueda del año. Hay que tener en cuenta que este sector se basa en un valor intangible como la confianza y la gente se va a pensar más lo de viajar y, también, va a pesar mucho la economía de los hogares. A esto hay que añadir la limitación de aforos que se deberá cumplir, pero haremos todo lo que esté en nuestra mano. Y tenemos unos profesionales en el sector que lo darán todo por recuperar sus negocios.  

 

Qué actuaciones están preparando para garantizar la seguridad de turistas y ciudadanos? Piensan establecer controles de acceso? Tienen establecido algún protocolo de actuación en caso de que un turista haya accedido y contraiga posteriormente la enfermedad?

Para que Cantabria sea un buen destino, una de las cualidades que tenemos claro que hemos de garantizar es la seguridad de quienes nos visiten. Y estamos trabajando, también en este ámbito. Contaremos con un protocolo sanitario de alcance nacional en el que trabaja el ICTE y que cuenta con las aportaciones de patronal, organizaciones sindicales, entidades locales y Comunidades Autónomas, entre ellas Cantabria.  Estos procedimientos de actuación y normas sanitarias permitirán a los establecimientos turísticos y a los destinos garantizar un mayor nivel de seguridad a los turistas. Este protocolo servirá para normalizar la prestación de servicios turísticos, establecer un estándar de qué condiciones habrán de cumplir las empresas del sector.

 

www.cantabria.es

 

 

Please reload

¡Síguenos! :)
  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
Notícias recientes
Please reload

PUBLICIDAD

Copyright © 2017 Roldán & Asociados, S.A., todos los derechos reservados

REVISTA INFORTURSA

Timón, 18  / 28223 Pozuelo de Alarcón, Madrid / España 

info@infortursa.es