PUBLICIDAD

Copyright © 2017 Roldán & Asociados, S.A., todos los derechos reservados

REVISTA INFORTURSA

Timón, 18  / 28223 Pozuelo de Alarcón, Madrid / España 

info@infortursa.es

Châteaus del Valle del Loira: 22 razones por las que ir

February 17, 2020

El Valle de Loira, a una hora de trayecto en coche desde París, alberga un total de 22 castillos, todos ellos sobresalientes en arquitectura, jardinería y decoración y con una oferta gastronómica y cultural sin parangón. Saliendo desde Madrid o Barcelona, puedes llegar a París en tren Elipsos  o TGV a Orléans, Blois, Tours y tienes prácticamente todos a sólo una hora de recorrido.

 

Chambord

Con influencias de Da Vinci

 Nada menos que 40 habitaciones tiene este monumental castillo, que está considerado la estrella de los castillos del Valle del Loira. Fue palacio de caza de Francisco I que lo mandó construir alrededor de la célebre escalera de doble espiral, influida por Leonardo da Vinci, como símbolo de su poder; en esta escalera, dos personas pueden subir sin cruzarse, aunque sí verse en ciertos tramos. En su interior conserva una colección de 4.500 objetos de arte de gran riqueza y su parque forestal, de casi más de 5.500 hectáreas de extensión, es el parque forestal cerrado más grande de Europa, declarado Reserva Nacional de Fauna Salvaje y Caza desde 1947 y habitada por ciervos y jabalíes.

Representando la transición entre la Edad Media y el Renacimiento, Chambord te sorprenderá en su segundo nivel con las bóvedas artesonadas con arco rebajado y decoradas con las salamandras, emblema de Francisco I; por la escalera se llega hasta la terraza, coronada con un cimborrio que culmina a 32 metros de altura. Durante la Segunda Guerra Mundial, fue depósito y centro de clasificación de las obras maestras nacionales francesas. Precio entrada: desde 14,5 euros.

 

 

Azay Le Rideau

Resplandeciente

Este castillo, recientemente remodelado, cuya construcción fue dirigida por Philippe Lesbahy, esposa del tesorero real Gilles Berthelot a finales del siglo XV y del que fueron expulsados por Francisco I por malversación, es una obra maestra del primer renacimiento francés. Su escalera recta fue una innovación. Precio entrada: desde 11,5 euros.

 

 

Chaumont

Sede del Festival Internacional de los Jardines

Perteneció durante 500 años a la familia de Amboise y aunque su construcción original fue pasto de las llamas en 1465 por orden del rey Luis XI, tuvo que ser reconstruido años más tarde. Posteriormente fue adquirido por Catalina de Medici y en 1875 pasó a ser propiedad de Marie Say, que transformó por completo el castillo acogiendo a toda la realeza europea. El parque aún produce sorpresa por sus extravagancias vegetales. Es sede del Centro de Artes y Naturaleza, de ahí que sea también la sede del Festival Internacional de los Jardines. En el interior destacan su magnífico salón, el comedor, la capilla del castillo, la impresionante escalera, la chimenea que se exhibe en una de sus salas y numerosos detalles como los del patio interior, el Vitral de Adán y Eva, algunos de sus tapices y el suelo de la sala del Concejo. Precio entrada: desde 14 euros/persona

 

Cheverny

El Castillo de Tintín

Es la representación del estilo clásico francés y pertenece desde hace más de seis siglos a la misma familia. Se exhiben permanentemente las aventuras de Tintín, obra más conocida de la historia del cómic. Precio entrada desde 12 euros/persona.

 

Langeais

Austeridad refinada

Ambas características concurren en este edificio de gran tamaño en el que destaca su decorado medieval. Es ejemplo de transición arquitectónica del estilo medieval al renacentista. Su parque alberga uno de los torreones de piedra más antiguos de Francia y fue el lugar del enlace matrimonial entre Carlos VIII de Francia y Ana de Bretaña. En el interior los más pequeños pueden realizar una visita interactiva y viajar en el tiempo al mundo de los donceles y las doncellas. Precio entrada 10,50 euros/persona.

 

Ussé

Inspiración de Walt Disney

Este imponente castillo, monumento histórico de Francia, es famoso por su pintoresco aspecto; fuente de inspiración de los palacios de los dibujos de Disney se conoce como el castillo de La Bella Durmiente. Es uno de los monumentos preferidos de los franceses. Precio entrada: 13 euros adultos, 4 euros niños de 8 a 16 años.

 

 

Saumur

Nuevo pináculo de 12 metros y 2,4 toneladas

De cuento auténtico es también este castillo que fue propiedad de los condes de Anjou y primera residencia de Luis I, que construyó nuevas dependencias y elevó las torres chimeneas, frontones y miradores; sin embargo, a su muerte, el castillo cayó en el olvido hasta que Philippe Duplessis-Mornay inició un proyecto de restauración construyendo las actuales fortificaciones y renovando buena parte de sus habitaciones. Fue cárcel y depósito de municiones hasta que pasó a pertenecer al municipio de Saumur a principios del XX; el ayuntamiento lo renovó, pero en 2001 se desplomó parcialmente el bastión norte, que fue rehabilitado en 2007. En el interior del castillo se encuentran actualmente el Museo Municipal y el Museo del Caballo, donde se exhiben piezas que son tesoros nacionales y aseguran un recorrido apasionante por el interior. En su planta de artes decorativas exhibe las más hermosas piezas de loza de Francia junto a tapicerías catalogadas en su mayoría Monumento Histórico. Destaca el pináculo de 12 metros y 2,4 toneladas decorado con relieves, florones y flores de lis, recubierto por 15.000 láminas de pan de oro. Precio entrada: 6 euros adultos, 4 reducida.

 

Amboise

Favorito de los reyes

El Castillo Real de Amboise ofrece unas magníficas vistas panorámicas del Loira. Fue el primero que introdujo influencias italianas de la mano de Carlos VIII y en su capilla está enterrado el genio toscano Leonardo da Vinci. Lugar destacado de la historia de Francia, es una de sus más grandiosas joyas. Ha sido restaurado en varias ocasiones y en verano, un impresionante espectáculo de luz y sonido, “La Profecía de Amboise”, hace revivir las intrigas de la corte de Carlos VII proyectando sobre sus fachadas el decorado de 250 figurantes y especialistas ecuestres que participan en el espectáculo histórico. Precio entrada: A partir de 13,1 euros. 

 

Blois

Siete reyes y diez reinas de Francia

Representa la vida de la corte real en el renacimiento francés. Reconstruido sobre un antiguo edificio medieval del siglo XIII, fue sede dos veces de la Asamblea General de los Estados Generales; Luis XII y Francisco I, ampliaron y mejoraron las instalaciones del castillo; Gastón de Orleans, hermano de Luis XIII,  aportó entre otras novedades la bóveda decorada con trofeos y máscaras. En su interior alberga el Museo de Bellas Artes, con más de 35.000 piezas. Entre sus aposentos destacan la galería de la reina Catalina, la habitación de Francisco I, la Sala Valois, la galería Durban y la sala neorrenacentista. Precio de entrada: desde 4 hasta 9,50 euros.

 

 

Chenonceuau

Entre los más románticos

Este castillo de titularidad privada pero abierto al público, está completamente restaurado. Se conoce como el Castillo de las Damas y discurre junto al río Cher, donde se refleja como en un espejo. Buena parte de su decoración exterior se debe a la amante de Enrique II, Diana de Poitiers, a quien se atribuye el puente arqueado; completó su obra la esposa del rey, Catalina de Medici, que construyó otro exuberante jardín. Descubre en su interior el castillo-museo, donde se conservan tapices de Flandes y las colecciones de grandes maestros como Murillo, Poussin, Rubens, Le Tintoret, Le Corrège, Van Loo, Van Dyck y otros; el gabinete italiano del siglo XVI en el dormitorio de Francisco I es una auténtica maravilla. Precio entrada: desde 15 euros/persona

 

Villandry

Monumento natural

El castillo de Villandry, fue mandado construir por el ministro de finanzas de Francisco I, Jean Le Bretón, sobre una antigua fortaleza de la que solo conservó su torreón, para dar forma a este elegante castillo. Tras pasar por numerosos propietarios, el médico español Joaquín Carvallo, lo adquirió en 1906 y dedicó toda su fortuna a restaurarlo. El interior, conserva un estilo típicamente francés, siendo destacable la fuente en el centro del comedor y el magnífico techo de estilo hispanomorisco en el salón oriental; sin embargo, son sus seis jardines franceses los que más fama le han otorgado. No dejes de visitar el Huerto Decorativo Renacentista que, con su simetría, contemplado desde el castillo, crea una increíble ilusión óptica simulando un magnífico bordado; los cultivos de verduras y flores dibujan diferentes formas geométricas y cada parcela tiene su propia fuente. Anualmente se hacen dos plantaciones. Cada año, a principios del verano, sus jardines se iluminan con la luz de 2.000 velas y te trasladan al siglo XVIII. Descubre la habitación de Joaquín Carvallo, el comedor, la acogedora cocina y el artesonado del Salón Oriental, que procede del demolido Palacio de Altamira de Torrijos, en Toledo. Precio entrada: desde 6,50 euros.

 

 

Chinon

Escape game histórica

De clara arquitectura militar, se sitúa entre Anjou, Poitu y Touriane, dominando todo el territorio. Desde principios de este siglo, el Castillo se ha sometido a un gran proyecto de remodelación, habiéndose renovado las murallas y los aposentos reales; ahora ofrece contenidos audiovisuales, terminales multimedia y iPad para amenizar la visita, habiendo creado un “Escape Game” dentro de su recinto histórico. Una Tablet presenta ocho salas en su estado original y ofrece una experiencia inmersiva al permitir interactuar con los decorados 3D y algunos objetos. Los niños tienen que descifrar los secretos del castillo y los mayores descubrir la recreación del mobiliario de la cámara íntima de Carlos VII. El 21 de julio, no te pierdas la representación histórica de la llegada de César Borgia. Precio entrada: desde 10,50 euros.

 

 

https://es.france.fr/es/valle-del-loira

 

 

Please reload

¡Síguenos! :)
  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
Notícias recientes
Please reload