PUBLICIDAD
banner standart-ByNature-SU_FozIguacu936

Copyright © 2017 Roldán & Asociados, S.A., todos los derechos reservados

REVISTA INFORTURSA

Timón, 18  / 28223 Pozuelo de Alarcón, Madrid / España 

info@infortursa.es

Brix, cuatro variedades de chocolate creados especialmente para maridar con vino

June 24, 2019

Brix, la primera marca de chocolate premium diseñada para disfrutar con vinos, llega a España. Sus cuatro variedades -a base de cacao auténtico originario de Ghana- te permitirán alargar la comida con un maridaje perfecto. Así, “la versión “Extra Dark” es idónea para degustar con tintos maduros y la “Smooth Dark” con espumosos”, recomienda la prestigiosa sumiller Meritxell Falgueras que propone, además, aventurarse y probar estos chocolates con destilados envejecidos como whisky o bourbon.

 

¿Se puede ser amante del vino y del chocolate? Sí, por fin, y además al mismo tiempo. Los dos son antioxidantes y  afrodisíacos, pero a veces en boca no se quieren tanto y causan una sensación áspera. Ahora, Brix ofrece una solución idónea para maridar estos dos alimentos que se encuentran entre los preferidos para mucha gente: vino y chocolate.

Y es que Brix es el primer chocolate creado ad hoc para acompañar al vino. Hecho a base del mejor cacao de Ghana (famoso por su sabor único con notas de frutos rojos) y mezclado con la más alta calidad de chocolate belga para repostería, resulta ser el complemento perfecto para el final de la comida. Una mezcla con un sabor tan puro que realza los matices que se encuentran en los grandes vinos, sin llegar nunca a eclipsar su paladar.

 

Brix se comercializa en tiendas especializadas en vinos y alimentación gourmet como Lavinia y Licores Nieto de Alba (Madrid), Diferente (Santander), Bodegues Macià Batle (Palma de Mallorca) o La Viña del Ensanche (Bilbao).

 

Los chocolates Brix llegan a España en cuatro variedades y con diferentes formatos para degustar según la ocasión: Milk (46%), Smooth (54%), Medium Dark (60%) y Extra Dark (70%) junto con la recomendación de vino con el que maridar cada uno y según el gusto del cliente, ya sea tinto, rosado, blanco o espumoso.

 

Su versión “hanger” (5,90 €) es perfecta para acompañar una botella de vino para dos. En cambio el formato “barra” permite disfrutar en grupo (por 11,40 €) de esta experiencia.

La gran heterogeneidad de los vinos que podemos encontrar en el mercado casa a la perfección con cada una de las propuestas de chocolates Brix. Ambos tipos de productos tienen un aroma embrigador, una textura que no deja indiferente y diversos tipos de dulzor. Cuanto más cacao, más amargor y menos porcentaje de azúcares y grasas. Por esta regla de tres, cuanto más cacao, más cuerpo ha de tener el vino; y cuanto más ligero sea el chocolate también lo debería ser el vino.

 

Meritxell Falgueras, wine expert, nos propone los mejores maridajes:

  • El “Extra Dark” con un 70% de pureza es el más amargo y le van bien los tintos maduros de variedades como el cabernet sauvignon, burdeos, malbec o la fruta roja madura del syrah, el vin santo italiano y los deliciosos y untuosos vinos de Pedro Ximénez.

  • El “Medium Dark” con un 60% de pureza es especial para la uvas tempranillo o garnacha, pero también para la merlot y zinfadel. Insuperable maridje con un Chianti o un vino del Valle del Rhône.

  • En cambio el “Smooth Dark” con un 54% de pureza está increíble con un espumoso de método tradicional (como el cava o champagne) o con el aroma floral del riesling. Pero también con variedades con mucha carga frutal como el merlot y sus notas a ciruela.

  • Y el “Milk” con un 46% de chocolate y con leche marida a la perfección con un rosado. Pero donde sorprendre es con los vinos dulces como un buen oporto o con los delicados moscatos, ideales para postre.

 

Brix también se puede degustar con algunos licores o destilados. Así que, para aquéllos que gustan además de una buena conversación en torno a un armagnac o un whisky, Brix les propone suculentas combinaciones; ya que los licores fuertes, especiados y envejecidos -sobretodo en barricas de jerez- realzan la sensación dulzona del chocolate. Así, los “Medium Dark” maridan con los ahumados y el “Smooth Dark” con whiskies más suaves, como los envejecidos en barricas de bourbon. La versión “Milk” de Brix es deliciosa con whiskies suaves y dulces que aporten notas de caramelo o vainilla.

Estas son solo algunas sugerencias, comenta Meritxell Falgueras, “ya que la única regla del maridaje es que no hay reglas y el único secreto es experimentar. Atreverse es el primer paso de conseguir la perfecta harmonía”.

 

“Brix Collection”, el regalo perfecto

Y para regalar, Brix propone la “Brix Collection”: una caja con las cuatro variedades de chocolate y las indicaciones precisas para el ritual de degustación. Una idea perfecta para sorprender con algo nuevo que además te permitirá interactuar y aprender a catar. El precio de la caja con los cuatro sabores es de 24,90 €.

 

Los pasos recomendados por Brix son:

1. Preparación: El chocolate debe servirse a temperatura ambiente y el vino a la acorde a su variedad. Limpiar el paladar con agua o un poco de pan.

2. Catar el vino: Mover el vino alrededor de la copa para sacar los aromas. Acercar la nariz y descubrir cuáles se detectan. Tras esto, probar un poco y paladear para apreciar sabores a la vez que se averigua si el vino es…. ¿seco, afrutado, plano? Limpiar de nuevo el paladar.

3. Saborear el chocolate: Romper un poco de chocolate. Captar su aroma e identificar olores (bayas, picante,..), disfrutar de su color y de su sabor. Dejar que vaya poco a poco disolviéndose en boca y detectar sabores, textura,…

4. Probar el vino de nuevo: Paladear un poco más de vino y experimentar cómo se mezcla con el chocolate. En este punto cambian los sabores de ambos productos. Descubrir cómo maridan, si alguna nota del vino se hace más evidente ahora, etc. Y así, seguir jugando y disfrutando de una combinación perfecta.

 

 

Brix chocolate

Brix chocolate es la primera marca de chocolates diseñada específicamente para maridar con vino. Su creador, Nick Proia, desarrolló Brix en Estados Unidos al no encontrar ningún chocolate que maridara bien con el vino. O eran muy dulces o demasiado amargos, y acababan predominando sobre éste.

Gracias a su gusto por alargar las comidas disfrutando de un buen vino y a su empeño por encontrar una alternativa al queso, Nick se planteó probar diferentes chocolates negros que le permitieran disfrutar de este momento.

A partir de aquí, comenzó su maravilloso viaje para encontrar las diferentes variedades de cacao, porcentajes y pureza, etc. con las que producir los 4 blends o combinaciones que componen el catálogo de Chocolates Brix.

 

https://chocolatebrix.es/

Please reload

¡Síguenos! :)
  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
Notícias recientes
Please reload