PUBLICIDAD
banner standart-ByNature-SU_FozIguacu936

Copyright © 2017 Roldán & Asociados, S.A., todos los derechos reservados

REVISTA INFORTURSA

Timón, 18  / 28223 Pozuelo de Alarcón, Madrid / España 

info@infortursa.es

Baileys lanza su 1ª Ruta del chocolate con churros

December 7, 2017

Ya lo decía Oscar Wilde: la única manera de librarse de la tentación es caer en ella. Vivimos una vida frenética, siempre disponibles, conectados y con mil obligaciones. Ha llegado el momento de salir de la rutina y disfrutar. Baileys se lanza a la ciudad para diseñarnos los más deliciosos itinerarios, rutas únicas donde darnos un capricho. Llega a Madrid la primera Ruta Baileys del Chocolate con Churros, reinventando una tradición que nunca falla, que incluye el ciclo Caprichos de cine.

 

La crema irlandesa reconocida en todo el mundo ha creado la I Ruta Baileys del chocolate con churros. Un circuito lleno de encanto, historia y tradición con el que Baileys nos descubre las mejores chocolaterías de la ciudad y rinde tributo al ancestral arte de la churrería, cuyo origen se remonta al siglo XIX, a los viajes de los feriantes que venían a la capital, y hoy ha conquistado medio mundo. El circuito, pensado para el público más atrevido y ávido de nuevas sensaciones en el paladar, lo reinventa dándole un toque gourmet al bañar este delicatessen con un toque Baileys, especial y delicioso.

 

 

Así, del 7 de diciembre al 7 de enero, en las mesas con más historia de algunas chocolaterías de Madrid podremos degustar una reinvención de esta dulce tradición madrileña, añadiendo Baileys a su chocolate, combinando con él en un nuevo e intenso sabor.

Estas chocolaterías son La Austriaca (San Onofre, 3), mítica en la época de la Movida, es un local luminoso y berlangiano afín a la identidad del barrio de Malasaña; Chocolat Madrid (Santa María, 30), que en pleno Triángulo del Arte sirve un delicioso chocolate artesanal, con variedades orgánicas; San Ginés (Pasadizo de San Ginés, 5), historia misma de Madrid (hasta la menciona Valle Inclán en Luces de Bohemia), que desde 1894 elabora churros con la técnica tradicional denominada “a hombro”; Las Farolas (Mayor, 11 y Galileo, 26), en cuyas instalaciones contemporáneas, ofrece el chocolate como producto estrella con churros y porras artesanas; Mayoma (Francisco Silvela, 67), escala obligada en la Guindalera, un local menudo pero enorme en calidad; La Encarnita (Meléndez Valdés, 45), que posee el castizo sello inconfundible de los locales de barrio (en este caso, Chamberí); Madrid 1883 (Espíritu Santo, 8), la chocolatería más antigua de Madrid, ubicada entre bicis fixie y barbas hipster del barrio de Maravillas; La Mejor de Fuencarral (Divino Pastor,3), donde la pasión, el orgullo castizo, la tradición y la experiencia son sus señas de identidad; y Rocamar (Sta. Engracia, 29), un clásico de Chamberí entre cuyas especialidades están los “chamberosquis”.

 

Y para abrir boca, el próximo 13 de diciembre, a las 18h, se presentará la iniciativa en el multiespacio El Paracaidista (Calle de la Palma, 10), de la mano de la periodista gastronómica Yanet Acosta y de Julio Zhang, el chef del momento en Madrid, que, ex profeso para esta ocasión, ha creado su rompedora y personal versión de la receta del churro, que podrá degustarse en el evento y en su propio restaurante.

Viniendo de Pekín, Zhang (Julio para amigos y clientes) ha hecho de Madrid su cuartel general, atraído por su ambiente, su historia y su ritmo, y con su propuesta culinaria de fusión, divertida y llena de sabor, ha modernizado la cocina del mítico El Buda Feliz y ha abierto restaurantes como Soy Kitchen o Lamian. Este segundo estará integrado en la Ruta Baileys, pues incorporará en su carta la creación del churro de Zhang.

Solo un chef cosmopolita y urbano como él podría innovar esta tradición que, como la propia ciudad de Madrid, el tiempo ha ido transformando. El Paracaidista acoge esta cita tan especial porque en este singular edificio neoclásico, Matías López instaló su célebre fábrica de chocolates en 1834, una vez clausurada la Real Fábrica de Cera que Carlos III había mandado fundar aquí. Matías López fue un visionario, posicionando su firma de chocolate como la tercera más importante de Europa, en un momento en el que, en España, este producto no se elaboraba en grandes cantidades, y dotándolo de una popular imagen basada en la ilustración y creando para promocionarlo el Primer Cartel Publicitario de España. López, además, incorporó a su empresa la producción a gran escala y protección y formación para sus trabajadores. La fábrica

cerró en los años sesnta, pero en 2014, después de muchas anécdotas, volvió al mercado.

 

Cine, chocolate y churros

Baileys, además, en su maridaje mezcla gastronomía con cultura. Para ello en El Paracaidista podremos disfrutar, durante cuatro miércoles a partir del 13 de diciembre y a las 20h, de un plan muy sugerente: el ciclo Caprichos de cine, que programará títulos de divertidas comedias románticas, con antiheroínas y que dejan tan buen sabor de boca como el chocolate con Baileys y churros: La boda de mi mejor amiga (Paul Feig, 2009), el miércoles 13 de diciembre; Notting Hill (Roger Michell, 1999), el miércoles 20 de diciembre; El club de las primeras esposas (Hugh Wilson, 1996), el miércoles 27 de diciembre y El diario de Bridget Jones (Sharon McGuire, 2001), el miércoles 3 de enero. La entrada será libre hasta completar aforo previa reserva de entradas en www. elparacaidista.es. A los asistentes se les obsequiará con un pack de Churros y chocolate con Baileys para degustar durante la película, preparado por la Chocolatería Madrid 1883.

 

www.baileys.com

Please reload

¡Síguenos! :)
  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
Notícias recientes
Please reload