PUBLICIDAD

Copyright © 2017 Roldán & Asociados, S.A., todos los derechos reservados

REVISTA INFORTURSA

Timón, 18  / 28223 Pozuelo de Alarcón, Madrid / España 

info@infortursa.es

Provincia de Almería: belleza natural

September 15, 2017

 A orillas del Mediterráneo, Almería tiene 200 kilómetros de litoral, desde Pulpí, en el levante, hasta Adra, en el poniente. El Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, potencia la calidad del destino con calas recónditas bañadas por las aguas cálidas del mar y la Alpujarra te reserva increíbles paisajes y pueblos de corte árabe, con calles estrechas y empinadas. 

 

Playa de Los Genoveses, en Cabo de Gata

La playa de los Genoveses ocupa toda la bahía en Campillo del Genovés, un valle donde casi no hay construcciones ni carreteras asfaltadas, lo que hace que conserve prácticamente su estado original. La arena es fina y dorada y frente a la playa existe una inmensa pradera del alga Posidonia; en la zona sur de la playa, el Morrón de Genoveses ofrece desde su cima una  vista privilegiada. Aunque es perfecta para los niños,  debe extremarse la precaución si hay resaca.

 

 

En Almería no conocerás el aburrimiento. A su espectacular oferta natural con los parajes de la Alpujarra, los Filabres, la sierra de Gata, los Parques Naturales Cabo de Gata-Níjar y Sierra María-Los Vélez, el Almanzora y el Andarax, se suma la posibilidad de realizar numerosas actividades como submarinismo, cicloturismo, piragüismo, descenso en patín y running entre otras muchas opciones. Almería tiene tres parques naturales, el de Sierra Nevada, se extiende por toda la Alpujarra almeriense, desde las altas montañas hasta los valles fértiles, pero no faltan áridos paisajes como el desierto de Tabernas, donde se han rodado cientos de películas y que sigue siendo por su aspecto el lugar elegido para realizar spots publicitarios y videoclips. El de Cabo de Gata Níjar es un parque natural marítimo-terrestre cuya principal característica es el contraste; en sus 63 kilómetros de costa encuentras acantilados y fondos marinos de los mejores de la costa mediterránea, pero también más de 1.000 especies terrestres. No renuncies a una foto única en el arrecife de las Sirenas o en el Faro de Cabo de Gata. En el parque natural Sierra de María-Los Vélez verás cómo la piedra, de naturaleza caliza, une a los municipios de la comarca de Los Vélez al tiempo que grandes masas arboladas llenas de pino crecen a los pies de sus cotas de más de 2.000 metros de altura donde viven aves rapaces, ardillas, lirones careto y ratones de campo. No faltan en este parque restos arqueológicos con pinturas rupestres en el interior de cuevas y grutas, como la de La Gitana o la del Queso y es donde se encuentran la Cueva de los Letreros, con el Indalo, que es el símbolo de Almería.

 

Parajes Naturales

Entre sus parajes naturales, además del desierto de Tabernas, que es lo más parecido a los cráteres lunares, encontrarás el Karst en Yesos de Sorbas, todo un mundo subterráneo con más de 1.000 cavidades interconectadas y un mundo de formaciones cristalinas; se piensa que supera los seis millones de años de antigüedad y ha sido formado por el agua de lluvia y sobre el yeso viven plantas endémicas como el narciso de Sorbas, la matamarilla o la espuelilla de Sorbas. También es fácil que veas algún búho real y el águila azor perdicera y entre los bloques de yeso zorros, tejones, comadrejas y ginetas. También se concentra una gran variedad de fauna en el paraje natural Sierra Alhamilla con ginetas, zorros, jabalíes, tejones, comadrejas y aves rapaces.

 

En la Isla de Alborán, de origen volcánico, zona especial de protección para las aves, se encuentran dos pequeñas playas con fondos rocosos y abruptos junto a acantilados de más de 15 metros. Su única infraestructura es un faro. El clima es subtropical mediterráneo desértico, muy seco y expuesto a vientos de poniente y de levante. En Punta Entinas-Sabinar encontrarás otro ecosistema único que justifica que en sus 30.000 hectáreas se concentren grandes riquezas de ejemplares animales y botánicos y exuberantes paisajes con dunas de hasta siete metros, matorrales y sabina negra, dando alojamiento a aves, algunas en vías de extinción, como flamencos, patos, garzas, avocetas y gaviotas. Entre los monumentos naturales de Almería, de belleza espectacular están el arrecife barrera de Posidonia en Roquetas de Mar, una delicia para los buzos, al igual que la de la Isla de San Andrés, en Carboneras. Piedra Lobera, el lugar que todos conocen allí como La Risca, es una formación caliza de paredes escarpadas, refugio de lobos ibéricos que se puede ascender en una media hora. También la Isla de Terreros e Isla Negra, en Pulpí, constituyen un monumento natural, ambas de origen volcánico, con poca vegetación pero ricos fondos marinos; la Sabina Albar es una reliquia de los bosques del Terciario y la Cueva de Ambrosio cierra la lista de monumentos naturales; es uno de los yacimientos más destacados del sureste ibérico. Entre sus reservas naturales la Albufera de Adra puede contemplarse desde los observatorios estratégicamente dispuestos para ello; contrata en su puerto pesquero una ruta en barco por esta zona.

 

Adra, ubicada entre las provincias de Almería y Granada, tiene más de trece kilómetros de costa donde se concentran playas de gran belleza. El municipio destaca por sus numerosas lomas y barrancos que se inician a nivel del mar y llegan a alcanzar los 1.000 metros.  

 

 

Uno de los olivos más grandes y viejos de España

También goza Almería de joyas naturales como el olivo gigante de Agua Amarga, -situado en Níjar-, que supera en edad y tamaño a los del Monte de los Olivos de Jerusalén. Tiene entre 1.500 y 2.000 años, un tronco de dos pies con más de 8 metros de perímetro y 2,5 de diámetro y una copa que alcanza los 25 metros de diámetro- o la Geoda en Yeso de Pulpí que son ocho metros de longitud por dos de altura de transparentes cristales de yeso situada a más de sesenta metros de longitud  en Pilar de Jaravía.

 

Patrimonio Cultural

 Los diversos habitantes de Almería han hecho sus aportaciones para las siguientes generaciones; de la prehistoria, a las Cuevas de Ambrosio ya citadas, se suman las cuevas de Almanzora y Zájara, así como la Cueva de los Letreros. En el yacimiento arqueológico de El Vilar se han encontrado columnas y capiteles de origen romano; conserva un antiguo horno árabe aún en uso y el “Abrigo de las Colmenas”; una figura humana con los brazos en cruz que sostiene un supuesto arco iris sobre su cabeza. Cuenta la leyenda que esta pintura representa un pacto del hombre con los dioses para evitar futuros diluvios, que constituye la primera representación del conocidísimo indalo almeriense. De la edad del Cobre es el poblado de Los Millares y de la del Bronce la de El Argar, donde se desarrolló el vaso campaniforme. De la Edad de los Metales son los pueblos de Adra y Villaricos. De la época de los romanos no te pierdas el Daymún, templo funerario tardorromano que se ubica en El Ejido. La huella árabe se aprecia claramente en la desembocadura del río Andarax, en Pechina, que fue un gran centro comercial, cuya alcazaba, la más grande de España y de Europa, con 43.000 metros cuadrados, albergaba a 20.000 hombres; hace unos años fue elegida para rodar el largometraje “The Sindone”.  Los aljibes de Jairán, que en una época abastecieron a la ciudad y los baños, mezquitas y castillos que se extienden por Filabres, las Alpujarras y Almanzora se deben al Reino Nazarí de Granada, donde también hay huellas de los moriscos como el cultivo del moral, el tejido de la seda, las técnicas de regadío y la carpintería. Del siglo XIX, la Edad Contemporánea, la producción minera ha dejado insólitos parajes como Las Menas y Rodalquilar o el Palacio de Almanzora.

La ermita de Torregarcía o de la Virgen del Mar está dedicada a la virgen del Mar,

construida a mediados del siglo XX y situada en el paraje litoral de Torregarcía, 

cerca de la torre homónima, en el término municipal de Almería 

 

Gastronomía

Del mar y de la montaña, con todos los ingredientes, Almería se ha forjado su propia historia gastronómica; migas, gachas, gurullos y potajes son típicos en toda la provincia, pero en el valle del Almanzora encontrarás además  chorizos, longanizas, el blanquillo o el salchichón elaborados en Hijate y las conservas de la huerta de pimiento y tomate; la actividad repostera la representan los soplillos de huevos y almendra, mantecados de miel, rosquillos de vino, roscos de naranja, almendrados, suspiros y todo un corolario de tentaciones además de hornazos, mermelada de higos y todo tipo de dulces. En Somontín prueba el “empedrado” a base de arroz con bacalao y habichuelas, las albóndigas de bacalao y la fritá de conejo. En la comarca de los Vélez prueba el puchero de pelotas y el potaje de trigo, o los guisos de matanza; también las verduras y frutas ecológicas con aceite puro de oliva de las almazaras de la comarca. En la Alpujarra, como no podía ser de otra forma, frutos a base de almendra y miel; de la comarca de Nacimiento, en Abla, prueba las gachas tortas, el pimentón con pescado y el guisote y si te gusta el conejo, la fritá de Abrucena. En Roquetas pide una buena fritura de pescado o los gurullos con bogavante.

 

Escenario de cine: Desierto de Tabernas

El turismo cinematográfico es un recurso más en Almería. Grandes películas y series como Juego de Tronos han pasado por su desierto de Tabernas, único de Europa en el que se han rodado más de 300 películas, desde Lawrence de Arabia hasta Exodus. La temperatura media anual del desierto es de 17,9 ºC y en invierno rara vez son inferiores a los cero grados, pero en verano se puede llegar a los 45. En algunas zonas se conservan decorados de películas rodadas allí, como la fortaleza mexicana construida para  El Cóndor. En 2016, se utilizó para realizar el vídeo “Shout out to my ex”, de Little Mix y sigue siendo el escenario idóneo para el rodaje de videoclips y anuncios de televisión.

 

 Escenarios de cine en el Desierto de Tabernas

 

Turismo Náutico

Almería cuenta con once puertos deportivos y numerosos amarres; para el desarrollo de la actividad náutica, existen numerosos servicios de alojamiento, ocio y restauración, tanto en sus playas como en los puertos. Las aguas calmadas o violentas, según de dónde sople el viento, resultan muy atractivas para la práctica de todo tipo de deportes acuáticos. Acércate a alguno de los puertos deportivos y embárcate en una aventura única; los tienes en Adra, en el Club Náutico, en Almerimar, Roquetas de Mar y Aguadulce; también en el Club de Mar de Almería y en el Club Náutico San José así como en el deportivo de Garrucha y en los dos de Villaricos: La Balsa y La Esperanza. Playa de Los Genoveses, en Cabo de Gata La playa de los Genoveses ocupa toda la bahía en Campillo del Genovés, un valle donde casi no hay construcciones ni carreteras asfaltadas, lo que hace que conserve prácticamente su estado original. La arena es fina y dorada y frente a la playa existe una inmensa pradera del alga Posidonia; en la zona sur de la playa, el Morrón de Genoveses ofrece desde su cima una  vista privilegiada. Aunque es perfecta para los niños,  debe extremarse la precaución si hay resaca.

 

La Alcazaba de Almería con 1.430 metros de perímetro amurallado es, después de la Alhambra, la construcción musulmana más grande de España. La mandó construir Abderramán III en el siglo X y posee tres recintos, dos musulmanes y uno cristiano, construido tras la conquista de la ciudad por los Reyes Católicos.

 

 

 

 

Más info: www.turismoalmeria.com

 

Please reload

¡Síguenos! :)
  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
Notícias recientes
Please reload