Cielo

infortursa 

Revista

Renfe_MADRID_BARCELONA_980x250.gif
  • Redacción. Madrid

Provincia de A Coruña: descubriendo Galicia como destino vacacional

Entrevista con Xosé Regueira,

Vicepresidente y Diputado de Turismo de la Diputación de A Coruña


La crisis sanitaria vivida en los dos últimos años, ha modificado las preferencias del turismo nacional, que ha tenido la oportunidad de descubrir en Galicia un destino sin masificaciones, de espacios abiertos, de ocio alternativo al aire libre y de seguridad alimentaria garantizada. El vicepresidente y Diputado de Turismo de la Diputación de A Coruña, Xosé Regueira, asegura que estas circunstancias han sido una oportunidad para Galicia en general y para A Coruña en particular, que ha lanzado mensajes claros y reales en un año Xacobeo cargado de grandes proyectos en la provincia para el turismo de interior en lugares como la Costa da Morte, Ortegal y O Barbanza, el turismo urbano en torno a Coruña, Ferrol y Compostela, el turismo deportivo y el gastronómico, que es ya una referencia internacional con sello propio. Con respecto a los planes de sostenibilidad turística, Regueira considera que son claramente mejorables y que no se pueden poner filtros al turismo por población.

Monumento El Mirón (Arteixo)

Monumento El Mirón (Arteixo) foto: Xulio Barreiro


Dentro del contexto que estamos viviendo en torno al COVID, que a pesar de la adversidad ha permitido a algunas zonas dar a conocer su turismo interior, ¿cómo ha resultado el último año a nivel turístico en la provincia de A Coruña?

Los datos indican que ha ido francamente bien. Inicialmente, pensábamos que la temporada no iba a ser mala y que sería mejor que la de 2020, pero tampoco esperábamos una buena temporada y, sin embargo, lo ha sido; hemos colgado durante los meses de verano y hasta bien entrado septiembre el cartel de completo; los restaurantes se han tenido que organizar en rotaciones de dos y tres turnos y la costa de la provincia ha tenido lleno total, por ello, para Galicia ha sido una oportunidad de seguir creciendo pero sobre todo de darnos cuenta de que sí podemos tener oportunidades a nivel turístico por nuestra tipología de provincia, sobre todo en turismo interior. El turismo nacional ha mirado a Galicia como una zona no masificada de mucho espacio abierto, de numerosos recursos de ocio alternativo al aire libre, de una gran seguridad alimentaria, de no saturación de destino… y eso nos ha dado una oportunidad.

Xosé Regueira

Xosé Regueira, Vicepresidente y Diputado de Turismo de la Diputación de A Coruña


Hemos sido muy competitivos, hemos colaborado mucho para que el mensaje fuera claro y unidireccional, para que todos dijéramos lo mismo, porque el relato era cierto y el destino era más seguro que otros y podíamos ofrecer ocio seguro al aire libre junto con los 956 kilómetros de costa y muchísimo espacio abierto, además de alternativas como los Caminos de Santiago y el Xacobeo, que ha empezado a funcionar con gran intensidad este verano y todo ello nos ha dado un resultado turístico aceptable. No estamos en el pico de la ola, pero hemos mejorado resultados. Por tanto, dentro de todo lo malo que trae la COVID, en Galicia nos ha ayudado a que se descubra como destino vacacional.


¿Es ahora el momento de intentar fidelizar a los nuevos turistas?

En ello estamos, tratando de llegar ahora a un nivel de colaboración intenso con el sector para hacer políticas de fidelización. Históricamente, el turista español que prueba Galicia suele repetir porque el equilibrio entre calidad y precio es un muy beneficioso y ahora en Diputación estamos planificando el presupuesto de 2022 orientándolo hacia la fidelización y sobre todo a la diversificación del producto, incrementando siempre la calidad para que el turista que nos ha visitado en su siguiente visita tenga otras oportunidades de disfrutar de Galicia con nuevos productos. Aunque hemos obtenido buenos resultados, somos conscientes de que ahora queda lo difícil y para ello es fundamental que las personas que nos han visitado nos ayuden a difundir lo que han vivido y por qué merece la pena visitarnos.


Mirador de A Curota

Mirador de A Curota. foto: Vagalume


También hay que eliminar los tópicos de la climatología…

Sí. Es curioso, tuvimos un verano muy largo, incluso en diciembre hemos tenido días de estar en la terraza y que nos molestara el jersey. Yo siempre he defendido que Galicia tiene buen clima; en París llueve mucho más que en Galicia y no por eso dejamos de ir. Dentro de la estrategia de la Diputación, entendemos que Galicia es para conocerla en otoño o en primavera, pero también es cierto que en invierno, además de un paisaje marítimo impresionante, encuentras lo mejor de nuestra gastronomía; nuestro invierno es más benévolo que el de otras partes, pues estamos en torno a entre los 9 y los 11 grados centígrados de media y tampoco está lloviendo todos los días; además, a veces, la lluvia incluso se agradece y ha moldeado también mucho nuestro entorno; sin lluvia no tendríamos un paisaje tan verde, por ejemplo. Galicia es un destino donde puedes aprovechar las vacaciones al cien por cien y, llueva o no, siempre vas a tener alternativas de ocio.


Por otro lado, como señalabas con respecto al cambio climático, creo que por desgracia estamos empezando a notarlo con cierta contundencia; ahora llueve menos, se alargan los periodos secos y a veces llueve mucho, pero no como antes; recuerdo que de niño empezaba a llover en noviembre una lluvia fina y era normal que hubiera varios días de la semana en los que prácticamente no se veía el sol y ahora esto no ocurre con la misma frecuencia. En este sentido, creo que el concepto de sostenibilidad ha venido para quedarse; hay una parte colectiva que tiene que cumplirse, pero también hay que asumir un compromiso personal y todas las personas tenemos que aportar nuestro granito de arena para ser un poco más responsables en y que nuestros hijos puedan seguir disfrutando de este planeta.


Galicia es un destino donde puedes aprovechar las vacaciones al cien por cien y, llueva o no, siempre vas a tener alternativas de ocio.

Con respecto a los recursos turísticos de la provincia ¿cuál destacaría de cara a 2022?

A pesar de tener una Administración muy volcada con el turismo de los ayuntamientos más pequeños, sí pensamos que el reto para 2022 está en recuperar el turismo rural o en transmitir también esa otra imagen de Galicia moderna, donde tenemos ciudades muy acogedoras y modernas con una gran oferta cultural. Creemos que con la llegada hoy mismo, precisamente, del AVE a Ourense es más fácil llegar a Galicia, pero también descubrir, además de lo verde de Galicia, otros espacios turísticos como son nuestras ciudades y aquí tengo que singularizar en tres de ellas.


A Coruña es una joya espectacular a la que se llega por tierra, mar y aire y ofrece una gran calidad de vida. Compostela es un destino reconocido a nivel internacional como la tercera ciudad santa del cristianismo, que se encuentra actualmente en pleno Xacobeo, donde en torno a la religiosidad encierra un casco histórico Patrimonio de la Humanidad que guarda absolutas joyas arquitectónicas y culturales y que ha configurado también la historia de Europa a través del Itinerario del Camino de Santiago y Ferrol, que para mí es la ciudad absolutamente desconocida, una pequeña joya que guarda entre sus calles el Ferrol de la Ilustración con un trazado urbanístico que fue modelo para toda Europa, los arsenales militares y el Ferrol industrial de la construcción naval que está optando a ser Patrimonio de la Humanidad.


Creo que son las tres ciudades que necesitamos que se conviertan en motor turístico del territorio y parte de nuestra estrategia va a estar comprometida con el turismo urbano que será un complemento y un segundo motor de un turismo comprometido con el territorio y que generará un retorno económico en destino lo que, junto con el turismo deportivo son las tipologías de turistas con las que actualmente estamos trabajando más.



¿Cuáles son los municipios pequeños a los que se refiere?

Costa da Morte, Ortegal, candidata española a convertirse en Geoparque y creo que esta vez París nos va a dar una buena noticia para los siete municipios del ámbito de Ortegal que son auténticos y con una gran calidad, que van a conseguir la certificación Unesco y seremos el segundo Geoparque de Galicia. Estamos trabajando en un parque de megalitismo en Costa da Morte, donde tenemos puestas grandes esperanzas para aquellos interesados en el neolítico, en las referencias de los primeros habitantes del planeta y en conocer la parte desconocida de la historia y los catorce monumentos singulares. También O Barbanza, rozando con Rías Baixas, capital del castrexo, que son los cuatro recursos de turismo cultural por los que estamos apostando porque consideramos que van a ayudar a diversificar la oferta en destino. También es importante para nosotros el turismo gastronómico; seguimos apostando por la calidad, tenemos dieciséis restaurantes con estrella Michelin en Galicia; la cocina ha pasado de ser una cocina de producto, que lo seguimos siendo, a ser alta cocina, de diseño, donde los cocineros y cocineras actuales ofrecen bocados que por sí solos merecen la visita. En muy pocos años hemos pasado de ser el típico destino en el se decía “hay muy buen producto”, a un destino en el que los restaurantes y chefs están a la altura de los más reputados del mundo.


¿Que aporta la provincia a los destinos turísticos inteligentes?

La Diputación de A Coruña ha sido verificada con los planes de sostenibilidad turística, uno en la zona de las playas del Eume y otro en Ortegal, para desarrollar un turismo inteligente, donde la tecnología nos ayuda a tener mejores experiencias en destino y a conocer mejor el propio territorio. Estamos avanzando, desarrollando aplicaciones en el Camino de Santiago, en el ámbito científico; hemos hecho que nuestros espacios patrimoniales tengan al menos desarrolladas tecnologías que ayuden al visitante a salir de las visitas con una alta experiencia en el propio destino y creo que la innovación y la tecnología aplicada son actualmente indispensables. Aunque nos queda bastante por recorrer es cierto que ahora en Galicia tienes visitas audio guiadas en cualquier parte y que desde un smartphone te descargas la información y tienes apertura de espacios que incluso sin personal te facilitan la visita.

Dunas de Corrubedo

Dunas de Corrubedo. Foto: Singulae


Pero no podemos sustituir los sentidos por los metaversos

Por supuesto que no, por ello, todo lo que tenemos diseñado sólo se puede utilizar si estás en destino; estamos dando batalla a esto de ofrecer experiencias propias del destino en la red; creo que la gente tiene que disfrutar con los sentidos y la tecnología tiene que ayudar, pero hay que estar en destino.

Hay espacios donde está claro que no puede entrar todo el mundo por protección del patrimonio, por ejemplo, y ahí se diseñan alternativas tecnológicas, pero lo que no vamos a hacer es ofrecer el destino en red para que nadie venga a verlo. Hay que disfrutarlo con los cinco sentidos. Creo que nuestra tierra y todas las del planeta están para tocarlas, olerlas y sentirlas; la tecnología es muy fría y la experiencia entre una persona que toca destino y una que solo lo ve es muy diferente.


Cabo Roncudo

Cabo Roncudo (Ponteceso) Foto: José Salgado


¿Está satisfecho en cuanto a las ayudas recibidas para los planes de sostenibilidad turística?

Nosotros creemos que son mejorables. Hemos tenido dos y es cierto que dudábamos de que consiguiéramos alguna pero sí creemos que es mejorable. Apartar o no dejar concursar a los ayuntamientos de menos de 50.000 habitantes, como de momento está pasando, creemos que es un mal negocio porque hay destinos pequeñitos que tienen un potencial muy grande. No se pueden poner filtros al turismo por población, creo que se les debe dar la oportunidad de participar y que a nivel de elección de proyectos debería ser un poco más clara la baremación porque se da en unos y no en otros. Creo que tenemos un montón de dinero para gastar de ahora en adelante, creo que lo difícil, desgraciadamente, sabiendo como funcionan las administraciones, va a ser gastarlo y que sería mucho mejor distribuirlo mucho más en lugar de concentrarlo, para estar seguros de que no nos va a quedar dinero sin gastar porque ya sabemos cómo funcionan las mesas de contratación de las Administraciones, les cuesta mucho trabajo gastar dinero desgraciadamente y aquí la economía del territorio necesita ese dinero; tendríamos que estar ahora preocupados en gastarlo y la mejor forma es repartiéndolo de una manera sensata, en proyectos viables, sostenibles que se vuelquen con la calidad en el destino sin que sea un hándicap la población de 5.000 habitantes.


Si estamos preocupados por la España vaciada tenemos que apostar por los municipios pequeños para que no se vacíen y creo que la apuesta tiene que ir por ahí. Mi ayuntamiento tiene 32.000 habitantes, hemos gestionado proyectos europeos todos los años y seguimos haciéndolo, lo que pasa es que nosotros por no tener 50.000 nos quedamos fuera y a lo mejor alguno de 50.000 no va a ser capaz de hacerlo y eso es lo que resulta ilógico. Yo creo que como ejemplo tenemos los países del norte de Europa con ciudades “pequeñas” de 30.000 habitantes, que tienen una estructura de primer nivel y todos lo ven normal y de alguna manera no podemos dejar a los pequeños municipios fuera del reparto porque realmente sería desastroso.


https://turismo.dacoruna.gal/es



29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo