Cielo

infortursa 

Revista

  • Redacción. Madrid

Pasaporte Covid: la Comisión espera tenerlo disponible en junio

Europa avanza en la creación de un certificado de vacunación conocido como Pasaporte Covid o Pase Verde, cuyo nombre oficial propuesto por la UE y a la espera de aprobación será Certificado Digital Verde.


El objetivo es facilitar la movilidad de forma segura en la UE y reactivar el turismo.

El pasaporte será gratuito, en papel o digital, con un código QR para garantizar su autenticidad, seguro para todos, no discriminatorio y tendrá solo información esencial, como nombre, fecha de nacimiento, número de identidad, fecha de expedición del certificado e información relevante sobre la vacuna inoculada. Será bilingüe y una pasarela de la Comisión Europea garantizará que puedan verificarse en toda la UE.


El nombre futuro pasaporte digital verde, permitirá restituir la libertad de movimientos de forma fiable en toda la UE. Sin embargo, el hecho de estar vacunado no será un requisito imprescindible para poder viajar, también podrán hacerlo aquellos que se hayan negado a vacunarse o que no hayan podido hacerlo, siempre que demuestren su estado sanitario con una PCR o test de antígenos negativo. El pasaporte será temporal y se suspenderá cuando la Organización Mundial de la Salud declare el fin de la pandemia.



Las vacunas que hayan sido aprobadas por la Agencia Europea del Medicamento, serán validadas automáticamente en el certificado; no será así en el caso de aquellas vacunas como la rusa o la china; en estos casos, dejar o no acceder al Estado miembro al viajero en cuestión será decisión de dicho Estado miembro.

Por el momento, la propuesta es que cada Estado miembro decida qué restricciones sanitarias está dispuesto a relajar o retirar para los viajeros con este certificado, eximiendo de cumplir cuarentenas en destino o de la obligación de presentar test negativo en sus desplazamientos.


El hecho de estar vacunado no será un requisito imprescindible para poder viajar, también podrán hacerlo aquellos que se hayan negado a vacunarse o que no hayan podido hacerlo, siempre que demuestren su estado sanitario con una PCR o test de antígenos negativo

Pese a todo, el asunto del certificado, ha despertado un debate ético sobre la discriminación porque se olvida el derecho fundamental a la libertad de circulación, ya que, no todas las personas han tenido acceso a las vacunas por cuestiones logísticas y está limitando la capacidad de movimiento a personas que puedan pagarse una PCR, cuestiones que tendrán que perfilarse. Los expertos recuerdan, además, que la persona vacunada no es estéril y puede contagiar a otras personas.


www.infortursa.es

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo