Cielo

infortursa 

Revista

  • Redacción. Madrid

Mercedes-Benz lleva 120 años desarrollando volantes

De un simple “timón” a un centro de mandos capacitivo

En el verano de 2020, con el lanzamiento del Clase E se presentará una nueva generación de volantes completamente digitales de Mercedes-Benz: el volante capacitivo. Su aro contiene dos zonas que detectan si el conductor está agarrando el volante. Los botones de control táctil ubicados en los radios también funcionan con señales digitales.

El camino hacia este vanguardista volante de Mercedes-Benz comenzó hace 120 años por la entonces Daimler-Motoren-Gesellschaft al sustituir una manivela o una varilla de dirección por un volante significativamente más funcional. Esto ha derivado en volante que conocemos hoy en día, un auténtico centro de mandos de alta tecnología que permite al conductor un guiado preciso y, al mismo tiempo, operar de manera cómoda y segura numerosos sistemas de confort y asistencia.

Los desarrolladores y diseñadores trabajan de la mano y se centran en perfeccionar cada detalle. Se trata de apariencia y, sobre todo, de tacto. "El diseño del volante es un mundo en sí mismo y un desafío muy especial que a menudo se subestima", dice Hans-Peter Wunderlich, Director Creativo de Diseño de Interiores en Mercedes-Benz, quien ha estado diseñando volantes durante aproximadamente 20 años. “Además del asiento, el volante es el único componente en el vehículo con el que tenemos contacto físico intensivo. Las yemas de los dedos sienten pequeñas cosas que normalmente no notamos. Si una irregularidad es perturbadora o el volante no se ajusta cómodamente en nuestras manos, no nos gusta. Esta sensación táctil se envía al cerebro como retroalimentación y determina si nos gusta o no el automóvil”. La conexión emocional con un automóvil se crea así a través del sentido del tacto.


Los primeros vehículos: sin volante

El primer automóvil del mundo, patentado por Carl Benz en 1886, al igual que el "automóvil con ruedas de acero" diseñado por Gottlieb Daimler y Wilhelm Maybach en 1889, no tenía volante. Estaban equipados con una simple palanca o manivela de dirección porque en ese momento, los conductores de carruajes



0 vistas

REVISTA INFORTURSA

Timón, 18  / 28223 Pozuelo de Alarcón

Madrid / España 

info@infortursa.es

Copyright © 2020 Roldán & Asociados, S.A., todos los derechos reservados