Cielo

infortursa 

Revista

  • Redacción. Madrid

Mercadillos navideños por Europa

Será la música, será la ilusión, serán la luz y el color, las bonitas figuras del Belén, sus originales adornos o la rica gastronomía que se degusta durante la Navidad en casi todas las ciudades del mundo… ¿o sólo será su excelencia La Magia?. La tecnología ha irrumpido con fuerza en los mercadillos y nos ha trasladado a escenarios inteligentes pero, pese a ello, el espíritu de la Navidad se mantiene intacto. Ningún año es igual a otro y cada momento de estos días es irrepetible en las vidas de niños y adultos. Secretos y sabiduría se alían en entornos únicos, pero es el espíritu con el que llegues ahí lo que importa, porque la magia la pones tú.

Mercadillos navideños por Europa

En los últimos años, el Mercado de Navidad de Tallin se ha vuelto más visible en los medios extranjeros. Ha sido elegido repetidamente como uno de los mejores en las decenas de miles de mercados de Navidad


ESTONIA

Mercadillo de Tallín

Este mes de noviembre, empieza a instalarse en Tallín, la capital de la república de Estonia y centro cultural, político y económico del país, su impresionante mercado navideño. Tallín es una de las ciudades medievales mejor conservadas del norte de Europa y así lo ha reconocido la UNESCO. Un tranvía te lleva en 15 minutos desde el aeropuerto al centro y las tecnologías están al orden del día, habiendo sido elegida en 2021 como uno de los mejores destinos para trabajar en remoto.

Un año más las calles del centro histórico se llenan de tradición. Un impresionante árbol de madera irrumpe en Raekoja Plats, frente al Ayuntamiento gótico, respetando una tradición que se remonta a 1441 y sesenta puestos de madera bien montados, junto a pequeñas tiendas artesanales, ofrecen creaciones artísticas estonias y sabores de navidad como el pan de jengibre y glögg. El calendario de exposiciones y eventos culturales completa el evento que incluye pista de patinaje. Este año, el Christmas Village se ubicará en el castillo de Narva, con la cabaña de Papá Noel, un zoológico de mascotas y un café navideño.



Mercadillos navideños por Europa

ALEMANIA

Ravennaschlucht, en la región de Baden-Wurttemberg, a las afueras de Fribrugo, en un bosque de la Selva Negra, entre las estaciones de tren de Himmelreich y Hinterzarten y enclave de uno de los mercadillos navideños más espectaculares de Alemania. Para evitar largas colas se ha establecido un sistema de tickets a partir de 5 euros, pudiéndose reservar también el aparcamiento. En Berlín hay más de cincuenta mercadillos repartidos por toda la ciudad, siendo ineludible el de Gendarmenmarkt. Nuremberg, Múnich, Colonia y Frankfurt, son también de los imprescindibles.


Mercadillos navideños por Europa

Augsburger Christkindlesmarkt, el mercado navideño en Rathausplatz (Plaza del Ayuntamiento) frente al Ayuntamiento y la Torre Perlachturm en Ausburgo, Alemania


REPÚBLICA CHECA

En Praga, los mercados navideños son una tradición que se despliega en la Plaza de Ciudad Vieja, la Plaza de la República, la de Wenceslao y la de la Paz. Todos ellos con sus puestos abiertos casi todo el día, con pesebres con animales vivos y demostraciones de artesanía tradicional y talleres; en el del Castillo de Praga el ambiente es, si cabe, aún más mágico. En el de Pilsen, junto a la catedral de San Bartolomé, decenas de casetas ofrecen artículos navideños y productos gastronómicos. Los de Olomuc son también clásicos, el lugar donde beber ponche y vino caliente y disfrutar en sus más de un centenar de puestos, donde además, podrás admirar la columna de Santísima Trinidad iluminada.

Mercadillos navideños por Europa

Las principales arterias comerciales de Praga se engalanan entre finales de noviembre y finales de diciembre con todo tipo de luces, guirnaldas y figuras navideñas: ángeles, árboles, estrellas... las luces navideñas decoran cada rincón y convierten el paseo por el Puente de Carlos, la pintoresca calle Karlova o Malá Strana, en un auténtico espectáculo


HUNGRÍA

Budapest es uno de los destinos más reclamados también en Navidad. Luces y adornos brillan por sus avenidas plagadas de productos artesanos. Uno de los mejores es el de la plaza Vörösmarty, con vino caliente, canela y galletas de abeto; este año, el festival de inverno celebra su 24 aniversario con más puestos y actividades donde no faltan los conciertos de música en vivo y espectáculos de baile. Otro de los ineludibles es el de la Basílica de San Esteban que, aunque es más pequeño que el anterior, incorpora una pista de patinaje de 200 metros cuadrados y un árbol de Navidad gigante con espectáculos de luces 3D para admirar la fachada de la iglesia. Ambos mercados se encuentran a escasos metros del gran Danubio, al que puedes acceder andando algunos minutos para descubrir las colinas de Buda y el distrito de los Castillos. Si te atreves, podrás bañarte en las piscinas exteriores del Baño Szécheny, en aguas a 38 grados de temperatura, mientras nieva a tu alrededor.



Mercadillos navideños por Europa

Vistas del mercado navideño de Budapest con la basílica de San Esteban iluminada, la pista de hielo y el árbol de Navidad


ITALIA

Italia en Navidad también tiene preciosos mercados. Entre los más accesibles está el de Trento donde, entre otras cosas, saborearás los pretzels (galletas saladas), la torta sbrisolona (pastel de queso y chocolate o almendra) o el strudel (pastel de manzana); también el de Arezzo, en el corazón de la Toscana, con su Casa de Papá Noel o el de Gubbio, con sus casitas repletas de productos típicos y el que fue el árbol de navidad iluminado más grande del mundo en 1981. De auténtico cuento es el de Puglia, con sus casas con tejado cónico de piedra llamadas trullos y la iluminación festiva, donde no faltan los buñuelos de flor de calabaza y las galletas borrachas con miel y donde podrás disfrutar de su belén viviente.


Trento, Italia

Mercadillos navideños por Europa

Basílica de San Pedro, Roma


AUSTRIA

Viena es imprescindible y su mercado navideño de Salzgurgo absolutamente irresistible. También el del casco antiguo de Innsbruck, aunque muchos opinan que el más encantador es el de St. Wolfgang, en el Salzkammergut, donde puedes participar de la artesanía local mientras ves la vela roja de Adviento flotante en el lago Wolfgang.


POLONIA

Poznan monta sus dos mercados en la Plaza de la Libertad y en el Parque Kasprowicza, coincidiendo con el Festival Internacional de la Escultura , lo que te permitirá asistir a la conversión de enormes bloques de hielo en pequeñas obras de arte. Para los pequeños se reserva el precioso y fantástico Bosque del Cuento.


Mercadillos navideños por Europa

Navidad en la plaza del mercado principal de Cracovia, Polonia


FRANCIA

Los destinos franceses en Navidad tampoco escasean. Estrasburgo está considerada “La Capital de la Navidad”, que se representa en la plaza Kléber con su gran árbol y en la de Dauphine con su enorme pista de patinaje junto a 300 casetas de comida, artesanía y decoraciones típicas. Pero París, Metz, Colmar y Reims no se quedan atrás.



ESPAÑA

En España, el mercado navideño de la Plaza Mayor, que se organizaba antiguamente en torno a la Plaza de Santa Cruz, acoge todo un despliegue de puestos perfectamente acondicionados y la Asociación del Mercado Tradicional Navideño de la Plaza Mayor vuelve a recibir, del 26 de noviembre al 31 de diciembre, a todos los vendedores y a su numeroso público. En Barcelona, la Feria de Santa Lucía es el mercado más antiguo; frente a la antigua Catedral, reúne multitud de puestos divididos por zonas para encontrar la pieza buscada. En el de la Plaza Nueva de Sevilla, descubres casetas con juguetes antiguos de madera entre otros artículos y en Granada, todo lo nuevo en la Plaza Bib-Rambla.

En Valencia, el Mercado Ciudad de las Artes y las Ciencias organiza una Navidad especial y en Vigo, el Cíes Market es una cita imprescindible. También la Plaza del Pilar, en Zaragoza, acoge un magnífico mercadillo junto a un inmenso belén.


Navidad en la Plaza Mayor de Madrid

CROACIA

La Plaza Europea, en el centro de Zagreb, reúne decenas de casetas con numerosos artículos navideños y autenticas delicias gastronómicas. Cuando llega la noche, la iluminación y la música en vivo se ocupan del resto. En el Parque de Hielo de la Plaza del Rey Tomislav, disfrutar del patinaje en un bucólico entorno es otro de sus alicientes.


www.infortursa.es

2034 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo